Sputnik V: vacuna que despreciaban; ahora hasta hacen fila para obtenerla

La vida da muchas vueltas y en tiempos del Covid-19 todo es posible.

Sputnik V es la vacuna rusa que antes fue despreciada por Europa, tras comprobarse su efectividad y reconocida a nivel mundial, resulta que ahora los países hacen fila para obtenerla.

El sábado pasado el sitio Bloomerg calificó este fármaco como ser posiblemente el “mayor avance científico” de Rusia desde la era de la Unión Soviética. .

En su artículo llamado “La vacuna de Putin una vez despreciada ahora es la favorita en la lucha contra la pandemia”, la agencia señaló que los países ahora “están haciendo cola para recibir suministros de Sputnik V” después de que la prestigiosa revista médica The Lancet publicara los resultados preliminares arrojados del ensayo de Fase 3 del la vacuna rusa.

En la que demuestra que tiene una eficacia del 91.6 por ciento,  además -contrario a los que muchos aseguraron- es adecuada para todos los grupos de edad y no tiene efectos secundarios graves.

Bloomerg subrayó que en la batalla global para vencer la pandemia, la carrera por obtener vacunas adquirió gran importancia geopolítica a la par de que los gobiernos buscan salir del enorme daño social y económico causado por la crisis sanitaria. “Eso le da a Rusia una ventaja como uno de los pocos países donde los científicos han producido una defensa eficaz”, señaló el medio Bloomberg.

“Rusia ya está aprovechando mucho el impacto de poder blando de la vacuna en su imagen”, agrega el texto, mientras que los expertos consultados por la agencia opinaron que el éxito de Sputnik V no cambiará la hostilidad que se tiene hacia el Presidente ruso Vladímir Putin de los gobiernos occidentales.

Sin embargo, podría fortalecer la influencia geopolítica de Moscú en regiones como lo es Latinoamérica, donde el fármaco ya se aprobó por Argentina, México, Venezuela, Bolivia y Paraguay.

Asimismo, Bloomberg, señaló que, a diferencia de la vacuna de Pfizer y BioNTech, la Sputnik V tiene una particularidad sobre esta y es que se puede almacenar en un refrigerador en lugar de en un congelador, lo que “facilita su transporte y distribución en los países más pobres y más calientes”.

La vacuna anti COVID rusa también es más barata que la mayoría de las alternativas occidentales.

Hasta el momento, el antígeno desarrollado por el Centro de Investigación Gamaleya de Moscú ya fue aprobado en 19 países, entre estos incluido Hungría, Estado miembro de la UE, mientras que el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF) tiene previsto que el fármaco esté registrado en un total de 25 naciones al finalizar esta semana. Mercados clave como Brasil y la India están cerca de autorizar su uso.

Con información de Msn