¡Sí se pudo! Empresas de gasoductos llegan a acuerdo con el Gobierno: afirma AMLO

¡Sí se pudo!

El Presidente López Obrador que se llegó un acuerdo con las empresas de gasoductos, además destacó que los tratos con las empresas han conducido a la aceptación a un diálogo, así como la revisión de las condiciones de los acuerdos ya firmados.

“Se va a llegar a este acuerdo porque las empresas aceptaron el diálogo y la revisión de las condiciones de los contratos que nosotros hemos considerado, ya no voy a decir la palabra, excesivos y mostraron su disposición a llegar a un arreglo para no ir a tribunales”, destacó. “Estamos hablando de miles de millones de dólares”, afirmó el mandatario sobre los costos de los contratos.

“Será el próximo fin de semana que el Gobierno federal dé a conocer la firma de convenios, porque aún se encuentran en proceso de discusión los términos de los acuerdos”

Los contratos no fueron firmados por los consejos de administración o por el Consejo de Administración de la CFE y tampoco el director, en ese entonces, Enrique Ochoa Reza, hoy diputado del PRI.

Añadió que se le ordenó firmar dichos contratos a funcionarios menores, pero que ahora estaban “buscando un acuerdo, porque las tarifas que quieren cobrarle a la Comisión Federal de Electricidad, están por las nubes”.

¿Por qué sucedió este conflicto?

Seis de los siete gasoductos que hoy enfrentan demandas de arbitraje de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por supuestas cláusulas “leoninas”, en sus contratos fueron aprobados durante la administración del priista Enrique Ochoa Reza (2014-2016).

“La necesidad de tener contratos de transporte de gas natural obedece a que Petróleos Mexicanos, desde hace una década y hasta la fecha, ha visto reducida su capacidad de producción de gas natural, lo que ha generado desabasto y alertas críticas ante la imposibilidad de Pemex de suministrar gas natural oportuno al sector industrial del país y a la CFE”, dijo Ochoa Reza en entrevista con SinEmbargo. “En consecuencia […] se inició una estrategia dentro de la CFE para impulsar contratos de gas natural para sustituir los combustibles contaminantes como el combustóleo y el diésel”.

Fueron planeadas (2012) en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa y ejecutadas en el sexenio de Enrique Peña Nieto, tuvieron un costo estimado de 5 mil 800 millones de pesos en 2018, sólo por cargos de disponibilidad y costos de servicio, a pesar de que no estaban terminadas y no transportaban el gas natural que debían proveer a la CFE.

Las cláusulas contractuales, que están detrás de la solicitud de arbitraje internacional entre la Comisión y las empresas (Carso, Fermaca, Ienova y Transcanada) que administran los gasoductos, establecen que la CFE deberá pagar tres tipos de tarifas, entre las que se cuenta un “cargo fijo por capacidad” que deberá ser cubierto a pesar del servicio y/o en proyectos que estén detenidos por casos fortuitos o de fuerza mayor.


Con información de Sin Embargo