Sí por México: la nueva organización golpista

Reencarnó por México al Frente: la desgracia de la oposición en 2018

Escribe: Javier Lozano
@JavierLozanoMor

Todas las alianzas que se han concebido desde hace dos años— poseen un elemento en común: tratar de aglutinar estructuras partidarias, empresarios, comunicadores, y colectivos en general que no simpatizan con el proyecto de la cuarta transformación. En ese clima, han sido convocados el FRENNA, que tal parece se hunde en el fracaso de la simulación y sus casas voladoras del Zócalo de la Ciudad de México— como una agrupación que en medio del plantón propone una serie de acciones que honestamente son un disparate.

De la misma manera, la cofradía tripartidista que, más bien, da señales de agonía de un chasco: es producto del reflejo ansioso de quienes se han ausentado en los grandes desafíos del país durante décadas— en la que la nación— sufrió fracturas sociales y desigualdad, lo mismo, corrupción y opulencia: una mezcla asociada del PRIAN y su papel irresponsable.

Ahora, reencarnó el simplismo de la derecha y el anacronismo que funge el papel de contrapeso. “Sí por México”: es la nueva plataforma que pretende concentrar un bloque opositor respaldada por los hombres más poderosos de país— económicamente hablando. De esa magnitud— buscan una alternativa para frenar la inmensa popularidad intocable del presidente López Obrador, con la consigna de defender a México del “autoritarismo” que ellos llaman. Sin embargo, más allá de la libertar política que hay de unificar alianzas, existe la premisa de “por México al Frente” que creyó ilusamente que podía vencer el hartazgo generalizado del pueblo. Como resultado y a juicio de la misma población que emitió el voto popular en 2018, quedó grabado la animadversión y los pormenores de aquel desastre e infortunio. Hoy por hoy, esta “innovadora” agrupación va caminando en la dirección del cataclismo.

A pesar de ello, los nuevos aliados reafirmaron su compromiso en la nueva agenda de “Sí por México, es decir, el FRENAA 2 que aparenta “la falta de democracia— según su narrativa falaz”. A diferencia del primero, el ala conservadora y la clase potentada apostará todos los mecanismos y recursos con el propósito de fortalecer a una oposición endeble y flaqueada que no posee ningún referente de peso— como para ir pensando en competirle el enorme liderazgo al presidente. En esa disputa abierta, el contrapeso pretende empoderar sus aspiraciones políticas con miras a las elecciones intermedias donde Morena es inmensamente favorito.

Quizá no sea un estupor que la derecha rancia del panismo muestre simpatía. “Exigiremos a los partidos que abran espacios amplios en la contienda del 2021 a ciudadanas y ciudadanos independientes no partidistas y se comprometan con la democratización, transparencia y verdadera representación”. Esa es la consigna del Sí por México, en teoría. No obstante, se prevé desde la lógica que, esta organización, — acompañe las acciones de la oposición así como su financiamiento a fin de fortalecer y aceitar la maquinaria golpista para el 2021; recordemos la guerra sucia que surgió en la fase previa del 2018, bueno, algo similar viviremos en las contiendas intermedias.

La propuesta política encajó bien y perfectamente el PAN y PRI, quien siempre benefició a mansalva a la iniciativa privada, incluso, con la omisión y condonación en las obligaciones fiscales. Pero, ¿PRD?, o, serán más bien el cascaron que quedó de una estructura fracturada y dividida que manifestó su apoyo por un tema sencillo: la sobrevivencia.

Sin embargo, en esa vereda, la decadencia del Sol Azteca caerá en desgracia mayúscula, sin credibilidad, sin principios, sin ética ni moral. Hasta donde orilló al perredismo a claudicar con su doctrina cuando eran una verdadera oposición. Pero ahora, con este giro, están más que derrotados; aunque vallan en coalición su destino ha sido la extensión. De pena, han demostrado tirar y pisotear desde aquella fallida alianza del Pacto por México. Fracasaron, el ocaso y la destrucción cada vez está más cerca en su final. Se terminó la era de 30 años de una revolución que, en los últimos lustros, simuló. La historia política está cobrando factura, el costo de haber pactado con la derecha es altísimo.

Pero ahora, ¿transitando con conservadores, neoliberales y organizaciones religiosas?, vaya desastre. Un esquema variopinto de tintes ultraderechistas.
El PRD optó por eso. Lamentable. Aun así, Morena ganará con todo y oposición. Un ejemplo claro de ello fue el territorio michoacano donde y, a pesar del BOA, Regeneración arrasará con un vaticinio estimado de más de 2 votos a 1, según el pronóstico de Parametría.
Notas finales
La encuesta que circuló de Parametría constató que, en Michoacán, ni juntos vencerán a Morena, incluso, tan enorme es su influencia que los resultados pronosticados visualizan nuevamente una aplanadora. En esa coyuntura, resaltó como ha sido una costumbre— el nombre del Senador Cristóbal Arias Solís que desde hace un año se ha convertido en el preferido de la población en general, lo mismo, de simpatizantes y militantes de Morena. Cristóbal rebasó al segundo lugar en todos los rubros que midieron su potencial.
En la población en general, Arias Solís superó al presidente municipal de Morelia con 4 puntos de ventaja; asimismo, en una hipotética votación dentro de Morena, Cristóbal salió avante como 2 puntos en que aventajó a Raúl Morón. También, se adelantó un posible escenario en distintos careos ya con la oposición sumada al bloque; ahí, el oriundo de Churumuco, Michoacán, ante la opinión pública es la más sobresaliente e influyente que, sin contratiempos, garantizará sin sobresaltos la victoria de casi 3 votos a 1 al BOA, o a Sí por México, o Por México al Frente, es lo mismo.

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea