Secuestro de Romano fue ‘Caja China’ de García Luna, asegura testigo

A García Luna se le atribuye ser el autor intelectual de la llamada “Guerra contra el Narco” en el sexenio de Felipe Calderón, pero antes con Vicente Fox encabezó la Agencia Federal de Investigación (AFI), que el dirigente inventó en 2001 para desaparecer a la también nefasta Policía Judicial.

¿Qué controlaba la AFI? Casi todo, entre ellos los secuestros. ¿Qué tiene que ver este tema político-policíaco con el futbol?, este deporte es ampliamente conocido como “pan y circo” de nuestro país.

Por ello, es difícil sustraerse de la idea de que en varias ocasiones se hayan ocupado temas deportivos con fines políticos y de distracción, las llamadas “Cajas chinas” que la película “La dictadura perfecta” describió a la perfección.

El periodista Ignacio Suárez entrevista a un ex trabajador de la extinta Agencia Federal de Investigaciones como fuente de la revelación.

Como evidencia y bajo promesa de guardar el anonimato, Nicolás “N” a quien así se refirió le compartió credenciales y algunos recortes periodísticos que acreditaban sus dichos en cuanto a los lugares donde laboró. Desde trabajar para la Policía en el Cisen a finales de los 90, donde conoció a Luis Cárdenas Palomino, de ahí fue a la AFI, trabajó desde su creación, y a la desaparición de ésta en 2006 fue adscrito a la Policía Federal Ministerial. Fue parte cercana al círculo de confianza de García Luna y de su mano derecha Cárdenas Palomino, por lo menos hay fotografía con ellos compartiendo el pan y la sal.

De acuerdo con la entrevista del periodista, Nicolás N relata: “Mira, en julio de 2005, pasó lo de Rubén Romano porque necesitábamos una “Caja China”. Lo del desafuero del “Peje” que fue, si no mal recuerdo en abril, nos estaba haciendo mucho ruido. Desde la oficina, se hizo el encargo de esa “caja” y que debería ser muy “limpia”.

Nicolás “N” explica que encargaron desde la AFI el secuestro de un jugador famoso y por desgracia le tocó a Rubén Romano.

Vamos a hacer memoria, el 19 de julio de 2005, Rubén Omar Romano, entonces director técnico de Cruz Azul, fue secuestrado mientras salía de las instalaciones de La Noria, pero todo indica que esto habría sido parte de un montaje.

El entrevistado agrega: “Si revisas los diarios de la época, a partir de ese momento se hablaba más del secuestro de Romano en los medios que del desafuero o de lo que había pasado en las elecciones del Estado de México con tu paisano Enrique Peña Nieto, y si no mal recuerdo también hubo elecciones en Colima, en Nayarit y algún otro lado”.

“Cuando todo estaba bajo control, llegó el momento de rescatarlo y así se decidió en septiembre, pero hubo un mal cálculo de Cárdenas Palomino, al que le gustaba si Lilly Téllez o una conductora chaparrita de ojos verdes en TV Azteca, así que decidió darle la primicia del rescate de Romano a los del Ajusco para quedar bien. Pero en la tele decidieron que el que iba a ir era Javier Alatorre, al que tuvimos que esperar a que llegara. Por eso Rubén se quedó una hora o más dentro de la casa, porque NO llegaba Alatorre. Cuando llegó, lo sacamos y sólo habló con Javier, TV Azteca tuvo la gran exclusiva”.

“Rubén Omar Romano habló con Javier Alatorre, agradeciendo a aquellos que le devolvieron la libertad. Gracias por todo, gracias a la AFI que me rescató…”, dijo entre otras cosas.

“Fue un secuestro limpio como lo pedimos, no hubo daños, maltratos, ni pagos. Pero esa exclusiva desató la furia de los jefes en Televisa, fue la única entrevista que Romano dio ese día, no fue al noticiero de Joaquín López Dóriga como lo tenían contemplado. Desatamos un infierno, se le puso cañón al jefe Palomino y a García Luna, entonces para hacer las paces y congraciarse fue que meses más tarde se montó lo de la francesa Cassez y la banda de los “Zodiacos”, de la cual la verdad yo nunca lo tuve claro”.

Y es que de acuerdo a Ignacio Suárez en su columna en el diario Récord el caso del entrenador habría sido orquestado por Genaro García Luna, quien fue detenido en Estados Unidos en recientes días por estar señalado de varios delitos durante su etapa como funcionario público.

“Mira, en julio de 2005, pasó lo de Romano porque necesitábamos una ‘Caja China’. Lo del desafuero del ‘Peje’ que fue, si no mal recuerdo, en abril, nos estaba haciendo mucho ruido. Desde la oficina, se hizo el encargo de esa ‘Caja China’ que debería ser muy ‘limpia”, mencionó un extrabajador del extinto AFI al periodista.

Nicolás “N” añadió “Lo que cuentan en su libro “Fábrica de culpables” unos periodistas franceses es cierto. Yo estuve ahí. El escrito de los periodistas franceses Anne Vigna y Alain Devalpo reproducen este diálogo entre el reportero Pablo Reinah, quien cubría la nota, y el conductor Carlos Loret de Mola:

La reportera Yuli García, colaboradora del programa “Punto de Partida”, es quien le relata a Vigna y Devalpo el hallazgo de este material que derivó en un escándalo mayúsculo en febrero de 2006, tres meses después de la transmisión original.

Por su parte, García Luna contraatacó en rueda de prensa aquel febrero de 2006. Aceptó que en el momento de la detención de Cassez y de Vallarta no había prensa y que la captura ocurrió 15 horas antes de la “recreación”, pero responsabilizó a los medios del montaje.

Ignacio Suárez comenta que ex compañeros y amigos camarógrafos de la televisora, a quienes les tocó cubrir aquel montaje, le confirmaron esta versión. Tanto TV Azteca como Televisa, tiempo después, aceptaron que se trató de un montaje, pero que los engañaron, que ellos NUNCA supieron del mismo.

Luego de estas declaraciones, el ex director técnico del Cruz Azul ha señalado que su secuestro no se trató de un montaje, aseguró que “Es una tontería decir que lo mío (el secuestro) es montado, lo que viví yo, no lo vive nadie. Uno no sabe cómo se maneja la política, pero en mi caso lo que yo pasé fue en carne propia”, dijo para ESPN.

Con información de Récord.

error: Content is protected !!