Ante el nulo crecimiento; panistas van contra Marko Cortés y piden su renuncia

A pesar de la campaña negra que el Partido Acción Nacional ha utilizado tanto en redes como en las cámaras de diputados y senadores, no levanta. Desde que tomó el poder Andrés Manuel López Obrador, el partido blanquiazul se ha dedicado a oponerse sistemáticamente a casi todo lo que propone el mandatario federal, lejos de beneficiarse o repuntar como una oposición verdadera contra López Obrador o MORENA, el PAN sigue en picada.

Debido a la baja de las preferencias que el PAN tiene con los ciudadanos, además de la pérdida de bastiones en estados antes gobernados por panistas, además de su tibia posición frente el actual gobierno, el dirigente nacional del partido, Marko Cortés Mendoza, debe renunciar al cargo, así lo expresaron en entrevista para El Sol de México, exdirigentes, exgobernadores y legisladores de ese partido.

“El PAN merece estar a la altura de las circunstancias y con un gobierno tan destructivo y peligroso como el de Andrés Manuel López Obrador, Marko Cortés Mendoza no es el dirigente que está a la altura de las circunstancias”, opinan al interior de partido.

Y es que los propios panistas reclaman que Cortés ha tenido desafortunadas declaraciones y hasta lo consideran que se ve “timorato” y “pareciera que el tabasqueño no tiene oposición”, aseguran.

“El Partido Acción Nacional debe renovarse, debe tener una dirigencia clara, fresca y firme no una dirigencia tibia y sin rumbo”, señaló el exdiputado y dirigente de la organización Vertebración, Iván Manjarrez, quien milita en el blanquiazul desde los 13 años.

Los panistas inconformes aseguran que en el año 2000, el PAN tuvo una actuación adecuada y firme con la dirección de Luis Felipe Bravo Mena, sin embargo aseguran que de Gustavo Madero Muñoz a Marko Cortés han perdido el rumbo y aseguran que deben recuperarlo.

Con información de El Sol de México