Se rompió la racha; la “cuesta de enero” que no lo fue

Por: Jorge Barrientos
@jorgebarrivivas

Los inicios de año en sexenios anteriores eran un poco como el día siguiente de una fiesta medieval, mientras el pueblo sufría con la cuesta de enero y vivía con apremio los primeros días del año, sus gobernantes, vivían la resaca de un mes de fiestas y celebraciones sin preocupación alguna por sus gobernados y sus apuros por subsistir; las oficinas gubernamentales aún seguían en la modorra 15 días después de iniciado el año y los funcionarios de alto nivel aprovechaban esos días “lentos” para ellos, que no tenían que preocuparse por gastos pues la corrupción dejaba bastante, para una escapadita a algún lugar nevado y tomarse la foto que mostraba que ya eran parte del nuevo grupo de nuevos ricos “wannabes” de cada sexenio.

Este es el segundo inicio de año con la 4T y las cosas no solo no van lentas sino que para el pueblo en general la cuesta de enero ha sido mucho más ligera y es que si bien la costumbre de gastar sin pensar en el mañana no se nos ha quitado, lo cierto es que una inflación menor al 3%, un dólar por debajo de los 19 pesos, un salario mínimo con aumento del 20% y sobre todo, cero aumento en los productos de la canasta básica, mucho ayudan a no resentir mucho el otrora pesado inicio de año.

Y por el lado del gobierno, desde el primer día están trabajando, pues así como el inicio del 2019 nos sorprendió con un golpe contra el huachicol, el 2020 inicia con la creación del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), y al parecer, al igual que con el huachicol la creación del INSABI está pisando muchos callos, así como las personas relacionadas con las gasolineras que se quejaron en un principio y luego se supo que eran parte de la mafia del huachicol, lo mismo está sucediendo con quienes ahora se quejan de la desaparición del seguro popular por la entrada del INSABI, claro, como siempre, son personas que el servicio ni lo han usado, ni lo usarán jamás, pues a ellos desde sus clínicas privadas qué les puede preocupar la atención que reciban personas que de otro modo no tendrían acceso a servicio médico, los que se quejan de que vaya a haber compras consolidadas de medicamentos o que haya un “Compendio Nacional de Insumos para la Salud” de las denominaciones de Cuadro Básico de Insumos para el primer nivel de atención médica y del Catálogo de Insumos para el segundo y el tercer nivel, se quejan de esto pues muchos eran los beneficiados por compras de medicamentos sin ton ni son al igual que rentas de equipo médico.

Otro de los beneficios es que se ampliará el catálogo de enfermedades catastróficas, esto es, de acuerdo con la Secretaría de Salud, la Protección contra Gastos Catastróficos anterior solo cubría 65 padecimientos, clasificados en 10 categorías y restringidos por edades (recién nacidos, malformaciones congénitas y/o adquiridas en menores de 18 años, enfermedades metabólicas en menores de 10 años, cáncer en menores de 18 años, cáncer en mayores de 18 años, enfermedades vasculares en menores de 60 años, infectocontagiosas en menores de 65 años, infectocontagiosas, trasplantes y genéticas). Para mejorar esto, planean incrementar el catálogo, para que incluya cánceres para mayores de 18 años, como melanoma, carcinoma cánceres oral, faríngeo, laríngeo, pulmonar, gástrico, de páncreas, vejiga, renal, de tiroides, endometrial, tres tipos de leucemia, tres tipos de linfomas, meningitis, tuberculosis, sífilis, absceso cerebral, hipertensión arterial pulmonar, aneurisma aórtico, fibrosis quística, catarata y fractura de cadera, entre otros males.

Claro, al igual que con el huachicol, en un inicio podrán haber detalles que incomoden durante la implementación pero el sector salud es un monstruo que como el de las gasolinas estuvo mucho tiempo bajo manos de mafias que se hicieron muy poderosas y a las que tomará tiempo ir desapareciendo, pero alguien tenía que comenzar a combatirlas por el bien de la salud de los mexicanos.
Ah, pero hay quien anda preocupado porque lo de una llanta ponchada en la camioneta del presidente durante una gira de trabajo de inicio de año no parece real, así de perdidos andan. Seguro preferían la foto del funcionario esquiando en la nieve.
Y a los extraterrestres, primero investiguen, después opinan.

A los terrícolas, feliz año 2020.

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea