Rosa Laura Junco era parte de “DOS”; subsecta en la que marcaban mujeres con iniciales de Raniere (VIDEO)

La periodista Dolia Estévez aseguró que Rosa Laura Junco, hija del dueño del periódico Reforma, era parte de la subsecta de mujeres esclavas de NXIVM, marcadas con las iniciales de su líder, Keith Ranier.

El nombre de Rosa Laura Junco, salió en la fotografía de las 9 mujeres que integraban DOS, la secta de mujeres esclavas.
Esas mujeres miembros de esta subsecta secreta que controlaba Raniere, fueron marcadas con sus iniciales.

“Todas estaban marcadas con sus iniciales incluida Rosa Laura Junco, eran 8, y de esas 8, cinco eran mujeres, están sus fotografías y sus nombres como parte del expediente y se han publicado ampliamente”, señaló. Dolia Estévez explicó que además de Rosa Laura Junco hay más mexicanas y mexicanos involucrados como Emiliano Salinas Occelli, hijo del expresidente Carlos Salinas de Gortari.

“Se publican unos videos inéditos que jamás habíamos visto, donde sale la hija de Junco, el dueño de Reforma, esta mujer Rosa Laura Junco”, explicó.
Tras ser captura en Puerto Vallarta, Jalisco en 2018, Keith Raniere fue declarado culpable de los delitos de tráfico sexual de menores, pornografía infantil, secuestro de identidad, lavado de dinero y esclavitud sexual de mujeres en 2019 y este 27 de octubre de 2020 fue condenado a cadena perpetua, es decir 120 años de cárcel.

En 2015, Keith Raniere de 60 años formó “una sociedad secreta” dentro de NXIVM llamada “DOS” y cuyo significado se puede traducir como “Amo de las compañeras obedientes“.
El objetivo era que las mujeres se convirtieran en esclavas sexuales, siendo forzadas a realizar tareas domésticas.
Además, las mujeres que aceptaban a realizar estas prácticas eran marcadas con las iniciales de Raniere con la ayuda de una barra de hierro incandescente en la pelvis.
Esta “ceremonia” era grabada y en ella, todas las mujeres tenían que permanecer desnudas.

De acuerdo a testimonios, las aspirantes debían entregar información personal, fotografías y videos antes de participar en esta práctica. El material sería utilizado en su contra en caso de manifestar su intención de abandonar el culto.

Keith Raniere era el único hombre en “DOS”, el resto eran mujeres que provenían de NXIVM.

El argumento para convencer a las mujeres a participar era que se trataba de una organización “para empoderarlas”; sin embargo, todas debían actuar como “sirvientas” o “esclavas”.
Los fiscales federales en Estados Unidos argumentaron que Keith Raniere supervisó un sistema de “esclavo y maestro” dentro del grupo.

Rosa Laura Junco ocupaba el quinto puesto en la línea jerárquica de la “hermandad” DOS (Dominante Sobre Sumiso, en español) y era la encargada de guardar el material comprometedor (conocido como colateral) que se utilizaba para chantajear a las reclusas y mantenerlas bajo sumisión.

Lauren Salzman aseguró que Rosa Laura tenía dos casas valuadas en millones de pesos que utilizaba para hacer reuniones con las mujeres cercanas a Keith, donde se llevaban a cabo rituales y se tomaban fotos desnudas que más tarde enviaba al líder.

Rosa Laura tenía planes para construir un calabozo con una jaula donde algunas integrantes, por decisión propia, estarían dispuestas a pasar horas o días como parte de su superación personal. Salzman también dijo que Junco nunca mantuvo relaciones sexuales con Keith, simplemente lo seguía y obedecía, siendo una de sus primeras y más fieles seguidoras.

error: Content is protected !!