QUIVAX, la prometedora vacuna mexicana que estaría disponible para 2022

La universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) desarrolla una prometedora vacuna contra covid-19 que podría estar lista para su distribución a partir de 2022, en apoyo al combate de la pandemia que ha marcado al mundo entero.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México aportó un capital semilla a la universidad queretana por 3.3 millones de pesos, mientras la propia universidad puso cerca de 2 millones de pesos, pero también la iniciativa privada envió apoyo económico, sin embargo el centro de estudios aún tiene que recaudar otros 20 millones de pesos para poder continuar con la siguiente etapa de la investigación en el proyecto de vacuna QUIVAX 17.4 (o QUIVAX-UAQ) para pasar a la fase de pruebas en seres humanos y, si todo marcha conforme a lo planeado, para el verano de 2022 podría estar disponible para su aplicación a la población.

La UAQ reporta que el proyecto ha tenido prometedores resultados tras las pruebas con animales y que además ha registrado una alta efectividad contra las diferentes variantes del virus SARS-CoV-2.

La rectora de la Universidad Autónoma de Querétaro, la doctora Teresa García Gasca, explica que la “proteína” de la vacuna está compuesta por “seis pequeños péptidos que se toman del molde de la espícula” y que, una vez hecho el “análisis de secuencias”, identificaron que los péptidos corresponden a las diferentes variantes del coronavirus de manera prácticamente idéntica, agregando que “solamente uno tiene un pequeño cambio en un aminoácido. Entonces esto nos hace pensar, hipotetizamos, que nuestra vacuna podría proteger contra otras variantes”.

Es importante señalar que la vacuna que se desarrolla en Querétaro no es el único esfuerzo de investigación en el país, pues aún con limitados recursos en comparación con los países desarrollados o las grandes compañías farmacéuticas, el Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBm) de la UNAM y la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, por mencionar algunas, también avanzan en sus investigaciones.

Las pruebas en animales en la UAQ llevan ya varios meses en observación con buenos resultados, por lo que ya están en condiciones de pasar a la siguiente etapa de pruebas en humanos, apuntó García Gasca, subrayando que “ya se inoculó a los animales desde hace varios meses: más de 150 días. Tenemos muy buenos resultados en términos de la eficacia de la vacuna, genera muy buen nivel de anticuerpos”, habiendo inoculado a especies como cabras, ovejas, conejos y cerdos sin encontrar reacciones adversas considerables.

“En términos de seguridad: no se han observado efectos adversos que nos puedan preocupar. Posiblemente un poco de temperatura los dos primeros días (…) y un poco de inflamación, pero nada que nos pueda preocupar, abundó. Las pruebas parecen apuntar a una respuesta altamente efectiva.

El doctor Juan Manuel Mosqueda, jefe de la investigación, explica que “la ventaja de esta proteína es que está optimizada de tal manera que solamente estamos tomando las partes del virus que reconoce el sistema inmunitario, de tal manera que nosotros hipotetizamos que, al ser utilizada como vacuna, va a generar una respuesta efectiva y más específica contra el virus”.

A pesar de haber recibido apoyo financiero de la SRE e iniciativa privada y múltiples donaciones en efectivo y equipo, el avance científico del equipo de la Universidad Autónoma de Querétaro requiere ahora de mayor financiamiento, pues es necesaria una inversión de aproximadamente 20 millones de pesos para pasar a la siguiente etapa.

“Esto nos permitirá terminar las fases preclínicas: los experimentos preclínicos que nos faltan en roedores, llevar a cabo todo lo necesario en cuanto a exigencia regulatorias que solicite Cofepris (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios) y llevar a cabo las fases I y II en humanos”, remarcó la doctora García Gasca. Y aunque todavía falta un largo camino por recorrer, se contempla la posibilidad de que en el verano de 2022 ya se esté en posibilidades de aplicar esta vacuna mexicana contra la covid-19 a la población.

“El año que entra estaríamos logrando tener ya nuestra vacuna para aplicación humana. Posiblemente a mediados del año”, subrayó la académica.

Para recaudar los fondos necesarios, esta casa de estudios celebrará un “Vacunatón” el próximo 27 de marzo de 2021 con un programa artístico en las calles de la ciudad para llegar a recaudar ese casi millón de dólares.