SinLineaMX - Live

Durante la conferencia mañanera de este lunes, el Presidente Andrés Manuel López Obrador volvió a referirse a la intención del gobierno de los Estados Unidos de procesar, llevar a juicio y condenar al periodista Julián Assange, acusándolo de conspirar para obtener y publicar diversos documentos clasificados.

Ante la posibilidad de que el periodista sea extraditado hacia los Estados Unidos desde Gran Bretaña, donde hasta ahora se encuentra y de que el gobierno norteamericano lo condene a pasar el resto de sus días privado de la libertad, el mandatario mexicano propuso iniciar una campaña para retirar la estatua de la libertad de Nueva York, si es que la corte de EU lo encuentra culpable, puesto que el monumento perdería todo su significado.

Así mismo, el Presidente mexicano reprochó el vergonzoso silencio de los grandes medios de comunicación, como el New York Times, el Washington Post, el Financial Times o El País, quienes evitan a toda costa hablar sobre el tema y mucho menos exigir la liberación del activista australiano.

“Si lo llevan a Estados Unidos y lo condenan a pena máxima y a morir en prisión hay que empezar la campaña de que se desmonte la estatua de la libertad que entregaron los franceses y que está en Nueva York, porque ya no es símbolo de libertad”, sostuvo el titular del Ejecutivo mexicano.

Y es por ello que López Obrador señaló que tocaría el tema en la próxima reunión que tendrá con el presidente Joe Biden, tal como lo hizo durante el mandato con el ex presidente Donald Trump, a quien envió una carta para solicitar la liberación del fundador de Wiki Leaks.

López Obrador recordó también que en esa plataforma se publicaron las confesiones de corrupción que diversos personajes mexicanos hicieron en la Embajada de los Estados Unidos en México, por el fraude cometido en 2016 y por ello, “cuando se dio a conocer esa información participaron varios medios y se pusieron de acuerdo en el mundo para dar a conocer esta información, porque consideraron que era un aporte a la defensa de los derechos humanos, a la de expresión”, dijo.

Así, el titular del Ejecutivo Federal mexicano hizo un llamado para que los medios abandonen el doble discurso “las mentiras, declarar una cosa y estar haciendo otra” y ahora, porque así conviene a sus intereses, “lo dejan solo”.