Una vez la alcaldesa de Cuauhtémoc, Sandra Cuevas se ve vuelta en el escándalo, ahora se le acusa de no acatar el fallo del Tribunal de Justicia Administrativa de la Ciudad de México que la obliga a ordenar la demolición de los pisos excedentes en el Toledo Rooftop.

Esto lo informó la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT) de la Ciudad de México, así como vecinos de la demarcación.

A través de un hilo de Twitter, la TPAO informó que después de cuatro años de litigio, los vecinos de la colonia Juárez, lograron que el Tribunal de Justicia Administrativa de la Ciudad de México emitiera sentencia que ordena la demolición de los niveles excedentes del inmueble, incluido el octavo, donde se ubica el Toledo Rooftop.

De acuerdo con Proceso, dicho edificio tenía ocho pisos cuando el plan delegacional de desarrollo urbano de la Cuauhtémoc, sin embargo la legislación solo establece un máximo de cinco niveles.

“Así, la PAOT asesoró y emitió diversas opiniones técnicas, que concluyeron en que la construcción y el establecimiento Toledo Rooftop, ubicado en la azotea, no se ajusta a la zonificación”, dijo, y añadió.

“Aún así, la titular de la Alcaldía Cuauhtémoc ha sido omisa en llevar a cabo el cumplimiento de la sentencia, por lo que el @TJA_CDMX le impuso una multa y le apercibió de arresto,en caso de ser renuente en su omisión de cumplir”.

Otra cuenta @NoAlToledoRoof publicó un extracto de la sentencia acompañado del mensaje: “ya se le multó (a Sandra Cuevas) y si no cumple, se le arrestará. Lo anterior, por no demoler y por tolerar el funcionamiento del antro ilegal #ToledoRoofTop en #Toledo39”.

Ante rumores de una nueva inhabilitación, Sandra Cuevas respondió a través de Twitter y desmintió dicha información.

“Respecto a la noticia que circula en redes sociales y medios de comunicación sobre una supuesta destitución e inhabilitación como alcaldesa de #Cuauhtémoc, quiero decirles que hasta el día de hoy 27 de mayo de 2022, no he sido notificada. ¡Seguiremos trabajando con la misma fe!”, dijo Sandra Cuevas.

Ésta sería la segunda vez que una autoridad judicial le advierte a Cuevas de no cumplir con medidas de diversa índole como consecuencia del ejercicio de su cargo.

La primera fue en febrero de este año, cuando un juez penal la suspendió del cargo y le ordenó ofrecer disculpas públicas a tres policías auxiliares que la acusaron de robo, abuso de autoridad y discriminación.