Políticas sociales de AMLO; empiezan a dar resultados

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social conocido también como CONEVAL, mide la pobreza en México y evalúa programas y políticas sociales del Gobierno Federal.

El último reporte presentado por este consejo, se hizo con las cifras al corte del final de Junio de 2020, y se refiere a los datos de pobreza que se registraron desde finales de mayo de este año, cuando terminó el trimestre que resultó ser el más complicado a causa de la pandemia, comparándolos con los que se registraron un mes después, a finales de Junio.

De acuerdo con estas mediciones, la pobreza por ingresos en nuestro país, es decir, el número de personas que no pueden adquirir una canasta básica con sus ingresos, llegó a ser de 54.9% a finales de Mayo; sin embargo, esta cifra disminuyó en una proporción de una octava parte a finales de Junio, para ubicarse en 48.1%.

Es importante señalar que a finales de Marzo de este año, la cifra de pobreza por ingresos había disminuido de 38 a 35% desde Marzo de 2019, en virtud básicamente de los incrementos al salario impulsados por este gobierno; sin embargo, los efectos de la pandemia hicieron estragos en el poder adquisitivo de la población, provocando que ese 35% de Marzo de 2020 aumentara hasta el 54.9% en solo 2 meses.

De acuerdo con el CONEVAL esta situación empieza ya a revertirse en Junio, lo que seguramente deriva entre otras cosas, de la aplicación de los programas de créditos y apoyos sociales implementados por el gobierno a partir de mayo, que están comenzando a impulsar el consumo de bienes y servicios en el mercado interno del país.

En resumen, 12 de cada 100 personas a las que no les alcanzaba con su salario para comprar una canasta básica en Mayo, en Junio ya les alcanza.

Entre otros indicadores importantes, se menciona que en Junio, el ingreso del salario por persona aumentó en 10.4% por encima de la inflación; que la suma de todos los salarios de las personas ocupadas, conocida como masa salarial, también aumento en 10.1%; que la población ocupada también se incrementó en 10%, lo que implica que 4.7 millones de personas que no tenían trabajo en Mayo, lo consiguieron en Junio.

De estas personas que según CONEVAL consiguieron trabajo en Junio, 1.7 millones lo hicieron en la economía formal y 3 millones en la informal.

Esta es una de las razones por las cuales resulta muy relevante que hoy la ley otorgue derecho universal a la atención médica y a medicamentos, incluyendo a través del INSABI a todos aquellos que no están registrados como derechohabientes del IMSS o de ISSSTE.

Adicionalmente hemos conocido los datos de recuperación del empleo que nos ha proporcionado el Presidente López Obrador, en el sentido de que en los primeros días de Agosto ya se dejaron de perder empleos en los registros del IMSS, y hemos tenido un crecimiento de 15 mil trabajos registrados en ese instituto.

El empleo, que ha sido el rubro más afectado en países como los Estados Unidos y que durante el segundo trimestre del año nos pegó fuerte en México, parece ya estar en vías de recuperación con muy buenas noticias, y así lo está haciendo también el poder adquisitivo de los trabajadores, de acuerdo con las cifras que hoy conocemos.

Como lo dijo el poeta libanés Khalil Gibran: “Amar a la vida a través del trabajo, es intimar con el más recóndito secreto de la existencia”.