La policía de Andorra una red de sobornos vinculados a la adjudicación de los contratos para la construcción de la Central Hidroeléctrica “La Yesca”, una de las pocas obras de infraestructura desarrolladas durante el sexenio de Felipe Calderón, según revela el diario español El País.

De acuerdo con la información revelada por el medio español, entre los documentos bajo investigación sobre la obra, iniciada y terminada durante la administración calderonista y que finalizó con un costo un 30 por ciento mayor a lo presupuestado, se encuentra un informe elaborado por el abogado de nacionalidad española y panameña, Mauricio Cort, que indica un cobro de tres millones de dólares en noviembre de 2012, por una supuesta asesoría titulada “Estudio de riesgos para determinar la pérdida máxima probable del proyecto hidroeléctrico La Yesca”.

Sin embargo, la policía de Andorra determina que el cobro por la supuesta asesoría se trata, en realidad, de pago por soborno pues, inmediatamente después la constructora ICA (Ingenieros Civiles Asociados), ganó la adjudicación de “La Yesca”, mientras era “socio preferente en diversas licitaciones en México de la española FCC”, además de que las sociedades Arados de Plata y Neecel Corp, que figuran como titulares de cuentas en la BPA donde Cort cobró su informe, quienes habrían recibido los fondos.

“Los fondos se destinaron después a adquirir una propiedad en ese país centroamericano en el Ocean Reef, un residencial de lujo con club de yates y helipuerto, e invertir en un ‘proyecto inmobiliario’ en la isla Pedro González, radicada en el denominado archipiélago Las Perlas del golfo de Panamá”, dice el diario español.

Cabe destacar el abogado que fue condenado en 2018 por un tribunal de Panamá a 48 meses de prisión por mover comisiones de Odebrecht, el gigante brasileño involucrado en diversos delitos en toda Latinoamérica, incluyendo acusaciones de sobornos para obtener licitaciones en México.

La Central Hidroeléctrica, ubicada en el cauce del Río Grande de Santiago, municipio de La Yesca, en Nayarit, fue adjudicada a Grupo ICA en 2007, llevando todo el sexenio de Felipe Calderón para su construcción y, con un costo final de 768 millones de dólares, entró en operaciones en octubre de 2012.

Advertisement