Paro feminista y desestabilización económica

Por: @mima650217
La lucha de la mujer por conquistar un lugar de derechos y respeto en los diferentes ámbitos de la sociedad, no es nuevo, data de los tiempos de la Revolución Francesa y a través del tiempo ha venido ganando terreno.

En los tiempos modernos hemos conquistado el derecho a participar en la vida pública y política de nuestro país, nuestras actividades se han diversificado, hay un esfuerzo en todos los ámbitos del gobierno por dar relevancia a la equidad y paridad de género como no había existido antes.

Hasta donde hemos llegado, lo hemos conquistado nosotras, nada nos ha sido regalado por nadie.
No obstante reconozco que faltan muchos derechos por conquistar, ante esta reflexión hago un análisis de las recientes manifestaciones “feministas” ¿Con violencia y destrucción obtendremos nuevos logros? ¿Realmente es una lucha por los derechos de las mujer mexicana? Respondiendo honestamente, diré que no he escuchado la identificación de un problema real que tenga que ver con la conquista de nuestros derechos y si no se identifica un problema es obvio que no se han presentado propuestas de soluciones.

Como sociedad hemos sido testigos de la preocupante paradoja de una exigencia de respeto con manifestaciones irrespetuosas y llenas de violencia, lo sorprendente es que las mujeres que se manifiestan con tanto odio hacia el genero opuesto, son comandadas en las marchas por hombres encapuchados y pregunto otra vez ¿Es esto congruente? ¿No es patriarcado? ¿No sigue estando el hombre al mando? Concluyo que esto no es avance, es una regresión en la lucha feminista, estas manifestaciones no son en favor de los derechos de la mujer, son marchas políticas, en favor de un sector social que se niega a reconocer que en México estamos viviendo una transformación, varios personajes tristemente célebres por su corrupta participación en la política mexicana corrompen y USAN algunos colectivos feministas para golpear al gobierno, con este propósito han citado a las mujeres productivas de esta país a realizar un paro nacional, intentan que millones de mujeres trabajadoras dejemos de producir, buscan desestabilizar la economía y de esta forma llevar al gobierno de Andrés Manuel López Obrador al colapso social, quieren recuperar el timón de mando del país, pero no por la vía democrática, sino por la vía del golpe de Estado, es triste ser testigo de que el movimiento de lucha legitima por los derechos de la mujer ha sido desvirtuado de manera tan repugnante, por “políticos que se valen de lo que sea, por recuperar un poder que perdieron por corruptos.

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea