Oposición curulera

“Tener a personajes como esos enquistados en el poder –me refiero a la oposición curulera- produce dolor de patria”

@_BarbaraCabrera

Curuleros, término que acuñé hace algún tiempo el cual vale la pena recordar en estos tiempos de cambio.

Definí a éstos como aquellos personajes cuya tonalidad y presencia en cualquiera de las Cámaras (sea la de Senadores, la de los Diputados o en algún Congreso local), varía. Dichos especímenes suelen estar sentados en una curul –algunos por inercia, otros por convencimiento; varios, para defender sus y otros intereses; ciertos más con la camiseta de “su partido” tatuada. Todos, dignos de un estudio sociológico y algunos Zoo-ciológico. Y aunque a los aludidos personajes les corresponde –por mandato de sus electores- dotar de leyes adecuadas y acordes a esta época y circunstancias, escuchando en todo momento la voz de la ciudadanía, no suele ser así. Por ello, denomino a este sector curuleros con todo y sus implicaciones.

*** Exceptúese de esta categoría a quienes con ética y dignidad se erigen en auténticos representantes del pueblo, por lo que pueden ser llamados en toda la extensión de su conceptualización: legisladores.

Hoy, ante el cambio de régimen surge una nueva variación aquellos especímenes, mismos  que denomino: oposición curulera.

Oposición curulera, dícese de aquellos curuleros que en tiempos de la Cuarta Transformación de México no se resignan a la pérdida de sus privilegios (incluidos los moches y el reparto de huesos) y aunque forman parte de las filas de los moralmente derrotados, su cinismo exacerbado los lleva a propagar Fake News a la menor provocación. Se aferran a lo que sea para –según ellos- recuperar el poder para que México progrese… ¡nada más alejando de la realidad! No nos engañemos, lo hacen para continuar sirviéndose a manos llenas y sin medida del erario; así como para recibir cuanta prebenda y moche se presente y sea posible.

Para que a nadie sorprendan las próximas elecciones, y no les regalen su voto; vale la pena tener presente su naturaleza y forma de actuar.

Distingamos:

La oposición curulera es mezquina.

La oposición curulera se opone a cualquier nombramiento, pese a tratarse de perfiles idóneos para ocupar cargos públicos.

Por ejemplo, a propósito de la elección de quien dirigirá la Comisión Nacional de Derechos Humanos, donde resultó electa Rosario Piedra Ibarra; Mariana Gómez del Campo, senadora del PAN con vínculos familiares con Margarita Zavala subió un video a redes sociales afirmando que Ricardo Monreal depositó dos boletas en la urna; es decir, lo acusa de votar doble. Felipe Calderón le hizo segunda y ayudó a propagar la Fake News. Más tarde Mauricio Kuri González, coordinador de los senadores panistas reconoció que Ricardo Monreal no votó doble, que la boleta se desdobló; que no había nada fuera de lugar.

La oposición curulera busca el fracaso de los otros para sentirse exitosa.

La oposición curulera se muestra ignorante, intolerante y chapucera.

La oposición curulera odia a México.

La oposición curulera es pregonera de Fake News y las lanza con el objetivo de desestabilizar y mal informar a la población y así ganar adeptos.

La oposición curulera es cuenta centavos que se arden ante la aprobación de un presupuesto social, donde se privilegia a los más desprotegidos.

En relación a ello, el coordinador de Morena, Mario Delgado, y diputados de su bancada acusaron al PAN de no asistir a la sede alterna en la que se discutirá el Presupuesto 2020, porque no habrá “moches” y los panistas lo cumplieron: no asistieron a la sesión, eso muestra cuanto le importan sus representados; es decir: NADA.

El presupuesto se aprobó y tal como lo expresó el Diputado Federal Mario Delgado: “Con el Presupuesto 2020 la política social se ejercerá directamente con los beneficiarios. El Presupuesto ha dejado de ser un botín político y ahora será un instrumento para financiar el desarrollo”

Entonces, la oposición curulera sueña, vive y se recrea con los moches, por lo que al quitárselos braman: “sin moche, no hay paraíso”

La oposición curulera es impresentable e indefendible.

La oposición curulera está alejada de la ciudadanía y es muy cercana a los sectores de hampones que, como ellos, anhelan destruir los avances que estamos atestiguando para rescatar al país de las garras neoliberales.

La oposición curulera es férrea defensora de la corrupción, para muestra baste ver sus acciones, sus berrinches, sus agresividades, su falta de argumentos sólidos, así como sus votaciones en el Pleno.

La oposición curulera, fue la creadora de la oposición choricera.

Recuérdese como el senador panista Julien Rementeria difundió los procesos de licitación del Programa Anual de Adquisiciones. Señaló que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador gastó 335 mil pesos por la compra de longaniza. Además, exhibió otros presuntos gastos del gobierno actual con cantidades exorbitantes. Lo cual se trata de otra de las muchas Fake News que difunden los panistas. En este caso lo mostrado no son facturas sino procesos de licitación de la anterior administración, la de Enrique Peña Nieto.

Esa oposición curulera son hijos de… las canonjías.

En suma, la oposición curulera está moralmente derrotada.

La oposición curulera está plenamente identificada como PRIAN, acompañada de sus satélites amarillos y naranjas.

Esa oposición curulera parece no extinguirse, simplemente transformarse ¡no se los permitamos! ¡Ya basta!

El 2021 es la oportunidad perfecta para terminar de extinguir a los dinosaurios neoliberales que aún rondan por ahí dando coletazos y robando a placer, además de ser la ocasión para decir ¡adiós! a esa grotesca y pendenciera oposición curulera. Mientras tanto, no los perdamos de vista y hagamos saber a otros sus tropelías, para no olvidar y actuar en consecuencia.

Es todo por hoy.

¡Hasta la próxima Nornilandia!

Bárbara Cabrera

Escritora. Investigócrata. Columnista. Divulgadora del conocimiento, quien está entre letras, con su café y a un tweet de distancia.