Al ser cuestionado, durante la conferencia mañanera, sobre la adhesión de Canadá a la solicitud estadounidense de la integración de un panel para la resolución de la controversia por supuestas violaciones al T-MEC, reclamadas por algunas empresas norteamericanas, el Presidente Andrés Manuel López Obrador fue enfático y contundente al señalar que “podemos ser socios comerciales, pero nuestras políticas las definimos en México”.

Al recibir la solicitud canadiense para el inicio de pláticas y consultas para la resolución de controversias por supuestas violaciones al T-MEC, en el ramo energético, la cual se suma a la solicitud en el mismo sentido por parte de los Estados Unidos, la Secretaría de Economía explicó que las consultas constituyen la etapa no contenciosa del mecanismo general de solución de controversias del T-MEC, por lo que a partir de esta fecha, ambos gobiernos tienen un periodo de 75 días para solucionar la controversia.

Por su parte, el mandatario mexicano recordó que la titularidad del petróleo no fue parte del tratado de libre comercio firmado entre los Estados Unidos, Canadá y México y que, por lo tanto, no se negociará el dominio de petróleo nacional, ya que éste es propiedad de los mexicanos.

“Nosotros vamos a llevar a cabo todos lo que nos corresponden y dejar de manifiesto en que no hay ninguna violación. Aclarar de que podemos tener relaciones comerciales, pero nuestras políticas las definimos en México y tienen que ver con nuestra constitución y con las leyes”, dijo.

El titular del Ejecutivo Federal señaló que la controversia se deriva de una inconformidad debida a una mala interpretación del tratado por parte de algunos empresarios de Estados Unidos, Canadá y hasta mexicanos.

“Ahora hay una inconformidad promovida por algunos empresarios, más que nada del país nuestro, más que de los Estados Unidos y canadienses sobre nuestra política energética. Ayer se dio a conocer formalmente que se va a pedir una revisión una aclaración sobre nuestra política en materia energética porque supuestamente afecta el tratado que tenemos con Canadá y Estados Unidos”, señaló.

Así mismo, López Obrador explicó que se trata de un mecanismo de revisión que está establecido en el tratado, que se utiliza cuando uno o varios de los países considera que no se está cumpliendo con alguna de las cláusulas establecidas en el acuerdo, mismo que ya se ha utilizado a solicitud de los tres países en diferentes ocasiones, por lo que es muy común que sea convocado.

Cabe señalar que, durante la conferencia mañanera del pasado martes, el Presidente bromeó con la canción del fallecido cantante Chico Che “Uy, qué miedo”, sobre la entrevista que Carmen Aristegui realizó al ex secretario de economía Ildefonso Guajardo, por el absurdo análisis y conclusiones expresadas en ese medio sobre la citada controversia.

Ildefonso Guajardo fue la persona que inició las negociaciones para el T-MEC por parte del gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto y que había aceptado todo un capítulo sobre energéticos en donde se entregaba por completo la industria petrolera y la generación de energía a las empresas privadas extranjeras, por lo que dicho capítulo no fue aceptado por el entonces presidente electo, López Obrador.