SinLineaMX - Live

Julio César Serna Chávez, ex titular de la Central de Abasto y ex jefe de gabinete del anterior Gobierno de la Ciudad de México, había solicitado un amparo contra la prisión preventiva justificada y el congelamiento de sus cuentas bancarias que un juez de la Ciudad de México le dictó a principios de diciembre, mismo que le fue negado por juzgado Segundo de Distrito de Amparo en Materia Penal en Ciudad de México, por lo que Serna deberá continuar su proceso desde prisión.

Serna Chávez fue detenido y acusado de presunto enriquecimiento ilícito luego de que el ex subsecretario de Administración y Capital Humano del anterior gobierno, Miguel Ángel Vásquez Reyes, quien también es investigado por actos de corrupción y en su calidad de testigo colaborador, proporcionó información a las autoridades que lo involucra en el desvió de casi mil millones pesos.

Julio César Serna, considerado uno de los hombres de confianza del exjefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, había presentado una demanda contra los actos de Sergio Acevedo Villafuerte, Juez del Sistema Procesal Penal Acusatorio de la Ciudad de México, adscrito a la Unidad de Gestión Judicial Doce del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, quien le impuso la medida cautelar de la prisión preventiva, así como la inmovilización de cuentas y activos contenidos en el sistema financiero mexicano, en contra del quejoso.

Pero además solicitó la suspensión definitiva con efectos restitutorios contra la imposición de la medida cautelar de prisión preventiva justificada porque, a su juicio, se trata de un caso excepcional por presentar un “trastorno mental” que le impide permanecer privado de su libertad.

Pero ante esto, Antonio González García, juez Segundo de Distrito de Amparo en Materia Penal, señaló que no se observa alguna circunstancia de la cual pudiese advertirse una situación afectaría a la integridad física o emocional de sus dependientes que amerite concederle la medida para que se le permita continuar el procedimiento en libertad.

“De aceptar lo contrario, llegaríamos al absurdo de que la prisión preventiva no podría imponerse a una persona que tuviere dependientes directos, como hijos menores de edad, lo cual desde luego no fue la intención del constituyente permanente y del legislador”, sentenció el juez.

Por su parte, el hermano de Julio César, Luis Ernesto Serna, quien fuera el secretario particular de Miguel Ángel Mancera, obtuvo ante el juzgado Tercero de Amparo en Materia Penal, un amparo que ordena la suspensión provisional contra cualquier libramiento que se haya ordenado en su contra, siempre y cuando no amerite prisión preventiva oficiosa, citando el próximo 7 de enero a las partes para celebrar la audiencia incidental.