Multifuncionales Canon no dejan escanear con cartuchos vacíos

Multifuncionales Canon no dejan escanear con cartuchos de tinta vacíos: demanda colectiva busca 5 millones de dólares en compensación

David Leacraft, cliente de Canon presentó una demanda colectiva en los Estados Unidos por no permitir a propietarios de algunos modelos de impresoras, usar las funciones de escáner o fax si se quedaban sin tinta. En su postura Leacraft asegura que se trata de marketing engañoso por parte de la compañía, además de que favorece su enriquecimiento injusto.

Según David, mientras usaba su impresora modelo Pixma MG6320 de Canon, se sorprendió que la máquina All in One no le permitía escanear o enviar documentos por fax si esta se quedaba sin tinta

Como para estas acciones no es necesario este componente, el argumento de la demanda señala que el resto de las funciones deberían seguir activas aunque falte tinta en el dispositivo.

Otros clientes también han intentado contactar a Canon sobre este problema al menos desde 2016, a lo que los agentes de soporte contestaban que los cartuchos debían estar instalados y contar con tinta para utilizar el resto de las funciones. Sin embargo, en la queja mencionan que no hay ninguna advertencia que indique este requisito

En otras respuestas, soporte técnico menciona incluso que en los casos de que se desee imprimir en escala de grises, todos los tanques deben contar con tinta, de lo contrario la impresora se puede llegar a dañar.

En la demanda colectiva se establece que los consumidores fueron engañados para comprar un producto diseñado para introducir de forma artificial y poco ética cuellos de botella funcionales. Además, señalan que estas acciones por parte de Canon son falsas, engañosas y con probabilidad de engañar al público solamente para aumentar sus ganancias vendiendo cartuchos de remplazo.

La queja continúa mencionando que Canon diseñó las impresoras de tal forma para exigir que los consumidores mantengan tinta en sus dispositivos independientemente de si tienen la intención de imprimir, sin que exista razón técnica para que dejen de funcionar en estas circunstancias.

La demanda que se presentó en el tribunal de Distrito del Distrito Este de Nueva York, busca por lo menos 5 millones de dólares en compensación, sin incluir intereses, honorarios y costos de litigio e incluye a más de 100 miembros y 20 modelos distintos de impresoras que presentan el mismo problema.