SinLineaMX - Live

El Presidente Andrés Manuel López Obrador informó esta mañana que, durante la reunión que sostuvieron el titular de la Secretaria de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard y su homónimo, el Ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, éste último, además de agradecer el apoyo de México ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), por el “compromiso compartido de nuestros países para respetar la soberanía y la integridad territorial de todos los Estados”, el Canciller ucraniano aseguró que lo dicho por un asesor de la Oficina de la Presidencia de aquel país no tenía autorización de su gobierno.

“Ayer me informó Marcelo Ebrard que en la ONU se entrevistó con el Ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania y que le expresó que veían bien nuestra propuesta de paz y que el señor que había escrito un tuit en contra diciendo que nuestra propuesta era a favor de Rusia no tenía ninguna autorización del Gobierno de Ucrania. Eso fue lo que me informó Marcelo Ebrard que se entrevistó con el Ministro de Ucrania. Es interesante, ¿no? Que se conozca porque hicieron un escándalo con eso”, aclaró el titular del Ejecutivo Federal mexicano.

Y es que, el pasado 17 de septiembre, Mykhailo Podoliak, un asesor del Jefe de la Oficina de la Presidencia de Ucrania, señaló, mediante su cuenta de Twitter, que “Los ‘pacificadores’ que usan la guerra como tema para sus propias relaciones públicas sólo causan sorpresa. López Obrador, ¿su plan es mantener a millones bajo ocupación, aumentar el número de entierros masivos y dar tiempo a Rusia para renovar las reservas antes de la próxima ofensiva? Entonces su ‘plan’ es un plan ruso”.

Ante esa declaración, comentadores de noticias, columnistas y actores políticos, todos ellos antagonistas de la actual administración, se dieron un festín, propagando la falsa nación de que se trataba de un posicionamiento oficial del gobierno ucraniano, sin esperar una declaración directa del gobierno de ese país, y sin embargo, hoy queda claro que el mensaje en redes sociales de Polodiak no representan la postura oficial del Gobierno de Ucrania.

El pasado jueves 22 de septiembre, el Canciller mexicano, Marcelo Ebrard, por instrucciones del Presidente Andrés Manuel López Obrador, propuso al pleno de la ONU el plan de mediación para poner fin a la guerra entre Ucrania y Rusia, donde Canciller mexicano criticó la parálisis del Consejo de Seguridad , que no logró prevenir el conflicto, pararlo ni “encaminar proceso diplomático alguno”.

Ebrard Casaubón también apoyó a los que proponen reformar al Consejo de seguridad, que  “tampoco ha podido lograr que llegue (a Ucrania) todo el suministro de asistencia humanitaria requerido, ni respaldar abiertamente la labor del Secretario General y de otros actores, por gestionar el acceso a los mercados de granos y fertilizantes producidos por la Federación de Rusia y por Ucrania”.

Y es por esa inacción del organismo que el Presidente López Obrador propuso que una comitiva o “caucus” de jefes de Estado para que fortalezca el papel de mediación que tiene el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, explicó el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, por lo que Ebrard propuso formalmente ante el Consejo que éste, la India y El Vaticano encabecen una negociación en busca de una tregua entre Rusia y Ucrania, una iniciativa que México ya había adelantado y que no había tenido una recepción demasiado cálida en Ucrania.

El funcionario mexicano dijo en su discurso que la parálisis del Consejo de Seguridad es resultado del abuso del mal llamado derecho de veto por parte de algunos de sus miembros permanentes. “En ese tenor, México y Francia hemos seguido promoviendo que los miembros permanentes se abstengan de recurrir al veto ante situaciones de atrocidades masivas. Invitamos a los estados que aún no lo han hecho a sumarse a esta iniciativa que cuenta ya con el respaldo de 106 estados”, agregó.

Ebrard dijo ante el pleno de la ONU que el objetivo del plan de mediación “sería generar nuevos mecanismos para el diálogo y espacios complementarios para la mediación, que fomenten la confianza, reduzcan las tensiones y abran el camino hacia una paz duradera”.