Millones de pesos para ONG de ricos y priístas en el sexenio de Peña Nieto

Durante el gobierno de Peña Nieto fueron beneficiadas organizaciones no gubernamentales (ONG), 10 de las que más recibieron dinero, 8 tienen relación con empresarios multimillonarios, contratistas, funcionarios de su gobierno y políticos priistas. La donación asciende a más de 8 mil millones de pesos a mil 372.

Las 10 asociaciones civiles con mayor beneficio del dinero público durante el sexenio pasado fueron Asociación Azteca Amigos de la Cultura y las Artes, Poder Cívico, Educadores Somos Todos, Fundación UNAM, Puerto Cultura, Fundación Organizados para Servir, Servi Museos, Fundación Mídete, Bonbajel Mayaetik y Más Libros Mejor Futuro.

Entre todas se llevaron mil 710 millones de pesos, es decir, la quinta parte de todo el presupuesto destinado a actividades filantrópicas durante el gobierno de Peña.

Este reportaje realizado por México.com se divide en dos entregas y se basó en las siguientes fuentes oficiales: los informes de donativos que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) entrega trimestralmente al Congreso de la Unión, el directorio de donatarias autorizadas para recibir donativos deducibles de impuestos, el Registro Federal de las Organizaciones de la Sociedad Civil, el Registro de Servidores Públicos y el portal de compras del gobierno federal.

La primera entrega que es de la que se presenta aquí, se centra en organizaciones ligadas a empresarios millonarios que buscan recursos del gobierno para sus fines. La segunda se enfocará en las asociaciones que pertenecen a funcionarios y miembros del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El consentido de la administración de Peña Nieto fue Ricardo Salinas Pliego.

La Asociación Azteca Amigos de la Cultura y las Artes A.C. es propiedad de Salinas Pliego y se identifica por el programa de orquestas infantiles y juveniles Esperanza Azteca, proyecto social musical para niñas, niños y jóvenes de escasos recursos. De acuerdo con fuentes oficiales indican que este proyecto es posible más por dinero público que por el dinero del empresario, quien ocupa el quinto lugar de los hombres más ricos de México.

De acuerdo con los informes sobre donativos y subsidios entregados trimestralmente al Congreso, Asociación Azteca Amigos recibió 807 millones 885 mil 996 pesos entre 2013 y 2018, lo que representa un 62% de los donativo recibidos por esta fundación, según sus reportes anuales a Hacienda.

Aunado a esto, otro 19% de los donativos provienen de otras instancias gubernamentales, es decir que el 81% de sus ingresos son de origen público.

De acuerdo con la investigación periodística “La Falsa Filantropía de Salinas Pliego”, de la organización Quinto Elemento Lab, las orquestas recibieron de 2009 a 2018 casi mil 700 millones de pesos en recursos públicos de secretarías de Estado, el Congreso de la Unión, empresas públicas, así como de gobiernos estatales y municipales.

Además Ricardo Salinas Pliego cuenta con otra ONG que recibe recursos federales, Fundación TV Azteca A.C., la cual recibió 48 millones de pesos durante el gobierno de Peña Nieto por parte de Petróleos Mexicanos (Pemex), la CFE, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Se buscó a la fundación para incluir su postura, pero hasta la publicación de este texto no había contestado.

El empresario ahora forma parte del Consejo Asesor Empresarial de López Obrador. Y Esteban Moctezuma Barragán, quien estaba al frente del programa de las orquestas, es su secretario de Educación.

Poder Cívico A.C. es la segunda en la lista de 10 asociaciones más favorecidas en el gobierno de Peña, el director es Andrés Roemer Slomianski, quien se ha desempeñado como conductor de TV Azteca y como cónsul de México en San Francisco, a propuesta de Peña Nieto.

En 2016, el ex mandatario lo designó como representante de México ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Roemer aceptó que durante sus primeros años como cónsul presidía Poder Cívico.

De acuerdo a sus declaraciones, Roemer señala que nunca recibió dinero, sin embargo Poder Cívico sí lo recibió y recalca que una cosa es la persona y otra la institución. Agrega que desde que fue cónsul los recursos públicos donados a la organización disminuyeron.

La asociación civil recibió 180 millones de pesos del gobierno federal entre 2013 y 2018, todos provenientes de la Secretaría de Cultura, para la organización del Festival Internacional de Mentes Brillantes La Ciudad de las Ideas (CDI), evento de tres días que se organiza en Puebla y que reúne a decenas de conferencistas, científicos y líderes de opinión para exponer “las ideas más provocadoras de la ciencia, los negocios, la política, la filosofía, el arte y la cultura”.

Por otro lado, las declaraciones del presidente López Obrador sobre el retiro de recursos a asociaciones civiles se han dado en el contexto de los apoyos entregados vía el Programa de Estancias Infantiles o el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol).

Sin embargo, una revisión de los informes de donativos hechos por el gobierno de Enrique Peña Nieto revela que la Secretaría de Cultura (antes Conaculta) fue la que más dinero entregó a asociaciones civiles, específicamente 6 mil 500 de los 8 mil millones de pesos donados entre 2013 y 2018. De esta institución salió la mayor parte del dinero aportado a las fundaciones de Salinas Pliego o que tienen relación con él.

Por su parte, Antonio Martínez, director de Comunicación Social de la Secretaría de Cultura, señala que se seguirán dando apoyos a la cultura aunque con nuevas reglas de operación.

Este lunes, el presidente López Obrador reiteró que ningún organismo de la sociedad civil recibirá apoyos del gobierno federal.

El vocero de la Presidencia, Jesús Ramírez Cuevas, señaló que todos los apoyos se darán directamente a los beneficiarios y no a las asociaciones civiles.

“Si son (organizaciones) no gubernamentales, deberían tener un funcionamiento independiente del Estado. Y cuando se trata de una función que, de acuerdo a la Constitución, debe cubrir el Estado, ¡la tiene que hacer el Estado! No a través de intermediarios”, explica Ramírez a mexico.com.

De acuerdo con el funcionario, se tomó esa decisión radical por “el uso discrecional y político” que se hacía de los recursos. “Se generaba una relación perversa y corrupta entre la sociedad civil y el Estado”.

Con información de msn.com