México incrementará 6.3% el pronóstico de crecimiento económico en 2021: FMI

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó un incremento económico de 6.3% para México durante este 2021, mientras que el pronostico anterior había sido de 5 por ciento.

La economía mexicana es la segunda más grande de América Latina, el ajuste al alza en su pronóstico fue uno de los motores de la revisión también positiva para el pronóstico económico de la región.

De acuerdo con lo descrito en el documento actualizado, las economías latinoamericanas y del Caribe conseguirán este año un crecimiento de 5.3% que supera en 1.6 puntos el pronóstico de abril.

El organismo internacional informó que la vacunación emergió como el principal motivo que divide al mundo en dos bloques: los que pueden los que pueden esperar una mayor normalización de la actividad a finales de este año (casi todas las economías avanzadas) y aquellos que todavía se enfrentan a infecciones resurgentes y aumento de los peajes de muerte COVID, como México.

“Sin embargo, la recuperación no está asegurada ni siquiera en países donde las infecciones son actualmente muy bajas mientras el virus circule por otros lugares”, informó el FMI.

En cuanto a la economía global, el FMI pronostica un crecimiento de 6.0 por ciento en 2021 y 4.9 por ciento en 2022. Sin embargo, las perspectivas para los mercados emergentes y economías en desarrollo se redujeron para 2021, especialmente para Asia.

“La actualización de 0,5 puntos porcentuales para 2022 se deriva en gran medida de la actualización prevista para las economías avanzadas, en particular los Estados Unidos, reflejar la legislación prevista de apoyo fiscal adicional en el segundo semestre de 2021 y mejorar las mediciones de salud de manera más amplia en todo el grupo”.

Además, se prevé además que la inflación regrese a los índices de pandemia en la mayoría de los países para 2022, una vez que las perturbaciones “se abran camino a través de los precios, aunque la incertidumbre sigue siendo alta. También se prevé un aumento de la inflación en algunas economías de mercados emergentes y en desarrollo, debido en parte a los altos precios de los alimentos”.

Con información de El EconomistaReporte Índigo