¡México hace historia! Aprueban en el Senado la revocación de mandato y consultas populares

¡Histórico! En México habrá revocación de mandato

Con 98 votos a favor, 22 en contra del PAN y 1 abstención, se logró la mayoría calificada, para lograr que la revocación de mandato presidencial se un hecho. De acuerdo al dictamen, el proceso de revocación podrá ser solicitado por los ciudadanos con el 3% de los inscritos en la lista nominal, el Instituto Nacional Electoral (INE) estará encargado de la organización y sus resultados.

Como se esperaba, la bancada panista se manifestó en contra de la propuesta aprobada, la cual dijo va en contra de la democracia, sin embargo los partidos de la Revolución Democrática, Revolucionario Institucional y Movimiento Ciudadano expresaron se llegó a una negociación.

El senador del PAN, Gustavo Madero, aseguró que la revocación de mandato y su plebiscito revocatorio “es un peldaño más de su andamiaje autoritario en ruta, alineado de los modelos como Bolivia, Ecuador y Venezuela”.

“La revocación de mandato y la consulta popular en los tiempos de un gobierno con tufo autoritario, provoca más miedo que confianza, más incertidumbre que entusiasmo, más inestabilidad para un país atrapado en la parálisis de la desconfianza”

Consulta popular

En la consulta popular se modificó fortalecer la figura respecto del texto Constitucional del 2012, pues antes solo se hablaba de temas de trascendencia nacional y ahora se incluye los regionales.

Se requiere la solicitud de al menos el 2% de los ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores; aproximadamente un millón 588 mil 408 ciudadanos; la consultas regional requiere la solicitud de al menos el 2% de los inscritos en la lista nominal en las entidades federativas.

Se establece el primer domingo de agosto, a fin de que no coincida con ninguna jornada electoral.

Lo que no puede ser objeto de la consulta popular: los tratados internacionales, los derechos humanos reconocidos y la permanencia o continuidad de servidores públicos en materia de elección popular; tampoco el sistema financiero, los gastos y presupuestos de egresos, entre otros.

“La consulta popular no se puede aplicar en obras de infraestructura en ejecución, se conserva el papel de la SCJN como un órgano que es encargado de resolver sobre la constitucionalidad de la materia de la consulta, y se ha mantenido la participación de ambas cámaras para que una de ellas apruebe la petición sobre la consultas de los temas de carácter nacional”.

Con información de El Sol de México y Forbes