La agencia calificadora de riesgo crediticio HR Ratings, elevó la perspectiva sobre la deuda soberana de México de negativa a estable, y ratificó la calificación en HR BBB+ y HR3 que implica un grado de inversión aceptable para la deuda mexicana.

La calificadora indicó que la ratificación de la calificación se debe a una prudencia fiscal por parte del Gobierno federal en el 2021, con lo cual proyectó que se mantenga para los siguientes años.

Haciendo un resumen del reporte presentado por esta agencia calificadora, las razones por las que eleva su calificación son el buen manejo de los balances fiscales que ha fortalecido los ingresos por concepto de pago de impuestos, el combate a la evasión fiscal y un manejo prudente del gasto público.

Otros factores son el monto de reservas internacionales que es el más alto en la historia con 199 mil millones de dólares esta semana, la ratificación de la línea de crédito disponible en el Fondo Monetario Internacional por 50 mil millones de dólares, y la mayor certidumbre a la inversión privada que puede detonar el crecimiento económico en el mediano plazo (en un plazo de 5 a 9 años).

Subrayó el crecimiento real de la economía mexicana de 4.8% en 2021, que considerando la inflación tuvo un crecimiento nominal mayor a 11%, y el nivel de la deuda pública que se ubicó en 46.44% del PIB, por debajo del 48% que habían estimado.

Todo lo anterior presenta un escenario de estabilidad económica en México, a pesar del crecimiento de la inflación que la calificadora estimó haber ya alcanzado su nivel máximo, proyectando que bajará en el año y que se ubicará en un promedio de 6.47% anual, también estimando una reducción paulatina en este indicador para los años siguientes.