Meade involucrado en corrupción en Estafa Maestra y sobornos de Odebrecht con EPN

El excandidato a la presidencia en 2018 por el PRI, José Antonio Meade Kuribreña,  fue señalado por distintas fuentes periodísticas, de recibir dinero no solo de la empresa brasileña Odebrecht sino también de los presuntos desvíos de la llamada “Estafa Maestra” y de supuestos actos de corrupción en Braskem.

Cabe recordar que hace dos días, una investigación del periodista Abel Barajas, para el diario Reforma, reveló el testimonio de Norberto Gallardo Vargas,  exjefe de escoltas de Emilio Lozoya Austin, exdirector general de Petróleos Mexicanos (Pemex), narró cómo José Antonio González Anaya, Carlos Treviño Medina, Ricardo Anaya Cortés y el propio Meade Kuribreña se beneficiaron dinero para favorecer a la empresa brasileña, misma que hasta 2015 fue encabezada por Marcelo Odebrecht, hoy acusado por corrupción.

De acuerdo con información dada a conocer por el Diario Reforma, el también integrante del Estado Mayor Presidencial fue el encargado de hacer entrega del dinero a los involucrados. Detalló también que el lugar donde se guardaba el dinero de los sobornos era un baño de las oficinas alternas de Lozoya Austin ubicada en Montes Urales 425, en la colonia Lomas de Chapultepec, en la Ciudad de México.

El exjefe de escoltas de Lozoya señaló que por lo menos entregó 19 millones 190 mil pesos a cuatro políticos y exfuncionarios, entre quienes recibieron dinero sobresalió Jose Antonio Meade; en este caso la entrega se hizo en un portafolio negro, de 50 por 40 centímetros, mismo que se entregó en las manos a Meade en su mismo domicilio en la colonia Chimalistac, con 4 millones de pesos.

Por otra parte, el medio de noticias Animal Político publicó en su sitio web que Emilio Zebadúa González, extitular de la Sedesol y de la Secretaría Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), con Rosario Robles Berlanga a cargo de ambas dependencias, declaró ante la FGR que la “Estafa Maestra” incluyó desviar alrededor de 5 mil millones de pesos que eran destinados para programas sociales contra el hambre y que fueron usados para comprar votos y financiar actos de campaña del PRI.

Cabe destacar que, en agosto pasado, el mismo exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin vinculó a Meade con otro escándalo. El exfuncionario declaró a la FGR que cuando el excandidato a la presidencia de 2018, ocupó el cargo de Secretario de Energía, con Felipe Calderón Hinojosa, intervino, junto a José Antonio González Anaya, para que se dieran condiciones fuera de lo normal en las ventas de etanol que Pemex acordó con Braskem.

Ante lo acontecido, José Antonio Meade Kuribreña se defendió y declaró que su trabajo como funcionario federal lo llevó a cabo con “absoluta honorabilidad y legalidad”.

El pasado 19 de agosto, en su cuenta oficial de Twitter, señaló lo siguiente:

“Mi vida pública la dediqué a construir un mejor país, siempre con absoluta honorabilidad y legalidad. Un criterio de oportunidad sirve para conocer la verdad, no para acusar sin pruebas a quienes denunciamos ilícitos y ayudamos a que este caso se llevara a la justicia”.

Con información de Sin Embargo