El Metro de la Ciudad de México se ha convertido en el nuevo tema de la oposición para arremeter contra la administración de Claudia Sheinbaum, a partir de una cadena de eventos que aparentemente podrían calificarse de accidentes por falta de mantenimiento del sistema, pero que dadas sus características y frecuencia levantan sospechas de que exista una campaña de sabotaje orquestada para ser utilizada como propaganda, como ya lo ha hecho la oposición en otras ocasiones.

La probabilidad de que se trate de sabotaje aumentó cuando el gobierno decidió colocar a 6 mil elementos de la Guardia Nacional para vigilar las instalaciones del Metro, sin embargo los incidentes no han parado, eso sí apareció el bloque negro contratado por la oposición, para destrozar las instalaciones del sistema de transporte.

En virtud de las características que presentan los tiempos políticos, estos eventos han sido aprovechado increíblemente incluso por grupos de la misma izquierda que no apoyan el proyecto político de Sheinbaum, sumándose a la oposición en el golpeteo contra la administración capitalina.

Las investigaciones que realiza la fiscalía sobre los hechos, determinarán si se trata de incidentes ocasionados por falta de mantenimiento o derivados de acciones coordinadas para sabotear el funcionamiento del sistema. Si se confirmara esto último, estaríamos hablando de actos de terrorismo que afectan a muchos millones de usuarios del Metro, no solamente en sus actividades diarias, sino en su estado de ánimo y en la percepción de su propia seguridad, poniéndolos en serio peligro.

Todos los días 4 millones 200 mil personas viajan en el Metro de la Ciudad de México. Esto quiere decir que cada año este sistema de trenes transporta a un número de habitantes igual a toda la población de China y cada 5 años viajan en sus 277 trenes un número equivalente al de toda la población del planeta.

Esto lo convierte en la novena red de transporte colectivo urbano más importante del mundo, alcanzando un número de pasajeros anuales de 1,679 millones, detrás de los de Seúl en Corea del Sur que transporta 2,900 millones al año, Shanghái en China con 2,800 millones, Tokio en Japón con 2,700, Moscú en Rusia con 2,560 millones, Cantón en China con 2,400, Pekin también en China con 2,290, Nueva York con 1,690 millones y Hong Kong con 1,680 millones.

Esto nos da una idea de la importancia que tiene este sistema de transporte en la vida diaria y en el desarrollo económico del país. La complejidad misma de mantener el funcionamiento eficiente del Metro, implica un esfuerzo mayor para cualquier administración urbana, sujeta a fallas de mantenimiento que suceden en todo el mundo, como lo indican los accidentes que tienen lugar con cierta frecuencia en la mayoría de las redes de transporte similares en casi todos los países que cuentan con ellos.

De hecho en muchos de ellos, la vigilancia de su funcionamiento es apoyada por las fuerzas armadas, como se puede ver en varios Metros europeos, sin que esto implique un escándalo mediático de los opositores, como pasa en México. Ahora sucede que les molesta que exista más vigilancia y se investigue cada incidente.

No faltan subnormales o malintencionados que hoy reclaman más elementos de la Guardia Nacional en los Estados en lugar de que se encuentren vigilando el Metro; los mismos que hace unas semanas estaban en contra de la presencia de este cuerpo policiaco en las calles porque se militarizaba al país. Sabemos que estos gusanos van a seguir protestando para golpetear sin que haya ninguna esperanza de que propongan alguna solución. Ahora solo falta que el gobierno de la ciudad se anime a detener también a los grupitos de facinerosos encapuchados, porque es un hecho que dejándolos transgredir la ley impunemente, tampoco se abona a la solución del problema.

Como dijo el escritor inglés William Shakespeare: “La clemencia que perdona a los criminales es asesina”.

Nota: Las opiniones vertidas en este espacio son responsabilidad de quién las emite y no necesariamente representan el punto de vista de SinLíneaMx.

Advertisement

Por Erika