Loongson lanza su primera iGPU propia

El fabricante chino Loongson anda pendiente de lanzar la GPU y CPU china, con tecnología completamente propia. El país está obsesionado por abandonar la dependencia extranjera en tecnología, y conseguir sus propios chips, sin depender de la propiedad intelectual de las norteamericanas AMD, Intel y NVIDIA

El fabricante ha lanzado su chipset 7A2000, que proporciona toda la interfaz de entrada y salida para las tarjetas madre que usarán las futuras series de procesadores de las compañías, que quiere alcanzar incluso a los AMD Zen 3 en rendimiento.

Pues bien, lo más notable de este nuevo chipset es que cuentan con la primera GPU integrada china, inaugurando la arquitectura propia, desarrollada de cero sin la necesidad de las arquitecturas de AMD, Intel o NVIDIA, que dominan el mercado de las gráficas para computadoras.

La nueva GPU china funciona a una frecuencia de 400-500MHz, soporta OpenGL 2.1 / ES 2.0 (son versiones muy, muy viejas) e integra hasta 16GB de memoria de vídeo DDR4 a 2000-2400MHz, con una configuración multimonitor hasta 1080p 60Hz o 1440p 30Hz.

Como vemos, esta tarjeta gráfica no sirve para mucho más que para usos básicos relacionados con la ofimática. Todavía falta mucho para que se lance una GPU capaz de competir con NVIDIA y AMD, prueba de ello es que a Intel le está costando con su Arc A380.

La tendencia de China de intentar conseguir sus propios productos allá donde tienen dependencia extranjera sigue en alza. Esto se aplica a cualquier producto tecnológico, no solo buscan crear la CPU y GPU china, sino que van más allá en otros sectores.

Por ejemplo, esa nación busca entrar en el sector de la aviación comercial, donde dominan claramente Airbus (Europa) y Boeing (EE.UU), y en menor medida Embraer (Brasil), junto con una fracción del mercado para otras compañías que no son chinas. Ahí, Comac intenta «copiar» las posibilidades de sus competidores poco a poco.

Hay que tener en cuenta que esto no solo es algo que pasa en China. La Unión Europea también quiere desarrollar chips propios, bajo la arquitectura RISC-V, y con fabricación en a UE. Esto se considera todo un sector estratégico y creen que no se puede depender de EE.UU, China y Taiwán, aunque es cierto que sus propósitos parecen bastante menos ambiciosos. (Fuente: Longson/CanalesTI, LZG)

Advertisement