La oposición y su venta de ‘pescado podrido’

La semana pasada fuimos testigos del mejor esfuerzo de la oposición moralmente derrotada, en la configuración de noticias falsas e información tergiversada, diseñadas para intentar confundir a ciudadanos desinformados y arengar a sus huestes con trastornos cognitivos.

Aplicando su ya conocida técnica del chivo que pretende derribar a topes un muro de concreto, difundieron a través de todos los medios tradicionales y varios medios alternativos, historias fantásticas sobre el costo de cancelación de su mal logrado aeropuerto acuático, tasándolo en 300 mil millones de pesos.

Señalaron omisión de estudios y falta de aclaración de cuentas en la construcción del Tren Maya, a partir de una infografía interpretada por comentaristas de dudosa calidad moral; le echaron la culpa al gobierno por la suspensión del suministro de gas desde Texas, algo de lo que sólo ellos fueron responsables con su reforma energética de pacotilla; señalaron duplicidad de registros en el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, que en realidad va viento en popa.

Llegaron a alegar malos manejos en la construcción del aeropuerto Felipe Ángeles, donde en realidad se realiza un manejo impoluto del presupuesto y de la construcción; y se dieron vuelo acusando a Salgado Macedonio, precandidato de Morena, ganador de las encuestas en Guerrero para la gubernatura del Estado, como violador.

Señalamientos realizados por una mujer en 1998, quien después lo apoyó en su campaña para senador y al no verse beneficiada con algún privilegio, se pasó a apoyar a otro político de Morena, para terminar involucrada como participante en delitos de secuestro, junto con sus hermanos que hoy están presos por ello, según la versión publicada por la víctima.

En resumen, todo esto es una prueba de lo que vamos a estar viendo cada fin de semana, de aquí que se realicen las elecciones que tendrán lugar el 6 de junio en nuestro país.

Cuando alguien vive en una alberca de lodo, como es el caso de la derecha en todo el mundo, sus ataques no pueden ser otros sino el intento de enlodar a todos los que no viven ahí.

Su falta de argumentos sólidos y de propuestas inteligentes, que les permitan presentar una alternativa coherente de gobierno, los tiene muy desesperados. Las encuestas en todo el país revelan que sus oportunidades de triunfo se pueden dar sólo en algunas alcaldías y con mucha suerte, a lo mejor logran conservar uno de los 15 Estados donde las gubernaturas están en disputa.

Como voceros de las manifestaciones de esta desesperación aparecen los medios de siempre, disfrutando de publicidad y reportajes, seguramente pagados con el dinero que nos robaron en el pasado. No hay nada de que sorprenderse.

También como ha sido costumbre desde hace ya más de dos años, el gobierno, la mayoría de los medios alternativos y las redes sociales, se encargan de difundir la verdad sobre los hechos, mojándole la pólvora a esta caterva de ladrones disfrazados de políticos, empresarios, periodistas y dueños de medios de difusión.

Ya nadie se extraña con el espectáculo patético que montan estos desposeídos del saqueo cada semana, dando más pena que risa a los ciudadanos informados, que ya tuvimos que comernos todo el pescado podrido que nos vendieron durante 40 años. Tanto tiempo  escuchamos estupideces de esta gente sin talento, que hoy sus peroratas solo revelan ridiculez absoluta.

Como dijo alguna vez la reina Cristina de Suecia: “El secreto de poner en ridículo a las personas, reside en conceder talento a aquellos que no lo tienen”.