¿Te has fijado en el discurso que está utilizando la oligarquía mexicana?

¿Te has dado cuenta de los conceptos y palabras que comienza a usar para convencerte de que está de tu lado?
Basta echar una mirada a las cuentas de los haters que trabajan 24 horas en redes sociales para la oposición, para darse cuenta de ese hecho. O ver las declaraciones que hacen los políticos, empresarios y periodistas reaccionarios, para tener claro que el engaño concertado, es la nueva trampa que coloca la derecha reaccionaria, para “enjaular tontos útiles”, o el anzuelo preparado para la pesca de ingenuos y despistados.

Uno pudiera pensar que Claudio X González y su gente, se están quedando sin dinero. La campaña a la que nos referimos es demasiado ñoña y ridícula. Ya no se trata de la estrategia foránea pagada a muy buen precio, para crear frases lapidarias en contra del gobierno, como aquella de “López Obrador es un peligro para México”.

Hace poco, corrió en redes sociales un extracto del programa de Carlos Alazraki, en donde comparte micrófono con Roberto Madrazo. En ese episodio, Alazraki sostiene que una campaña publicitaria por muy bien diseñada que esté, necesariamente va a perder en contra de Morena y el gobierno del presidente López Obrador.

La solidez del presidente y del partido político fundado por el primer mandatario, tienen un blindaje social que hace imposible pensar que otra fuerza política, pueda colocarse por encima de ese nivel de aceptación.

Nadie puede soñar con alcanzar el mismo nivel de aceptación social y menos aún superar el que actualmente mantienen el presidente y Morena.
¿Cuál es la recomendación que hace Alazraki a la oposición, para que puedan aspirar a recuperar el poder en 2024?
La Propaganda.

La propaganda más sucia que pueda desarrollarse.

Alazraki es claro en esto y dice sin pudor alguno a qué tipo de propaganda se refiere:

“La mercadotecnia no va a servir en contra de Morena. Yo recomiendo una fuerte campaña propagandística, donde la mentira esté en el centro. Mentir todo el tiempo. Y mientras más grandes sean las mentiras, mejor”.

Ese tipo de “estrategia” basura, solo puede venir de aquellos que han dedicado su vida a la venta de productos chatarra. De productos “milagro” y de objetos inútiles que hacen aparecer a los ojos de la gente, como necesarios.
La “Guerra sucia” o propaganda de la peor calidad, incrementó su presencia en medios de comunicación y redes sociales, a raíz de que Alazraki ofreció esa alternativa “ganadora” a la oposición.

Debe haber gustado mucho a Claudio X González y a los suyos la confirmación, por parte de un experto en la promoción de cosas inútiles y de pésima calidad, de que el montaje y la calumnia son las mejores armas para lograr restarle apoyo social a la Cuarta Transformación.
O tal vez, como dijimos antes, el dinero para pagar una campaña de calidad, organizada por firmas reconocidas a nivel mundial, está en este momento fuera de las posibilidades económicas de los grandes empresarios.

Porque hay que reconocer que han invertido mucho hasta el momento, en su intento por debilitar al gobierno del presidente López Obrador, sin alcanzar resultado alguno hasta ahora.

Dentro de la guerra sucia, que lo mismo ataca a diario al presidente López Obrador, a los integrantes de su familia, gabinete y partido político, está la propaganda que se hace para capturar la atención de ciudadanos incautos, o de aquellos indecisos que lo mismo respaldan una causa política durante un tiempo, para luego pasar, sin transición alguna, al lado contrario.

Y para esto, el uso de un vocabulario específico, es indispensable.

¿Quién no ha escuchado o leído opiniones e informes sobre la marcha fifí del domingo pasado, donde se habla de que el PUEBLO apoya la democracia y por eso respalda al INE?

¿Se han dado cuenta de que los pobres contingentes opositores que desfilaron ese día, son descritos como la CIUDADANÍA que habló y decidió lo correcto?

¿Han observado como todos los corruptos del pasado hoy son DEFENSORES de la democracia, o son los DEMÓCRATAS del país?
La propaganda hace aparecer al Traficante de Influencias por excelencia, Claudio X González, como el héroe que organiza a la SOCIEDAD , en contra del autoritarismo que despliega el gobierno del presidente López Obrador.

Ese corrupto INE se convierte en BALUARTE DE LA DEMOCRACIA.

Quienes lo defienden, son RESPETUOSOS de la Constitución.

No obstante que la marcha del domingo significó una nueva derrota para el raquítico sector neoliberal, la propaganda insiste en presentarla como un triunfo.

Total, de lo que se trata es de mentir en grande.

Y hay dos palabras que están en boca de todos los corruptos neoliberales.

Esas palabras son PUEBLO y CIUDADANOS.

“El presidente debe escuchar la voz del Pueblo”. “El Pueblo habló el domingo”. “Que entienda el presidente que el Pueblo habló claro”
O las otras:

“Los Ciudadanos ya dijeron que ni un solo cambio al INE” “Los Ciudadanos ya dijeron no, a la dictadura”, “Los Ciudadanos defendimos la democracia”

¿Qué fin persigue ese discurso?

El engaño mayor. La mentira más grande.

Hacer pensar a la gente común, que hoy en día, los viejos corruptos REPRESENTAN AL PUEBLO.

Que el reducido sector conservador, habla, tal y como lo hizo hasta el 2018, en representación de los CIUDADANOS. Ellos son los Ciudadanos demócratas, defensores de la Constitución y de las instituciones. Ellos son la fuerza que cuenta y no hay otros ciudadanos.

La marcha fifí del domingo, mostró a un sector social clasista y racista que defiende corruptos privilegios.

No son demócratas, como tampoco son representantes LEGÍTIMOS del Pueblo. No son LA VOZ de los ciudadanos y no representan los intereses del sector más amplio de la sociedad.

Las palabras PUEBLO, DEMÓCRATAS Y CIUDANÍA, suenan sucias en sus bocas, cuando tratan de apropiarse de las causas justas que han defendido y defienden hoy los mexicanos.

Es como si escucháramos a Agustín de Iturbide, a Antonio López de Santa Anna, a Victoriano Huerta, o a Carlos Salinas de Gortari, llamar a sus ambiciones y hambre de poder, “causas del PUEBLO”.

Eso hacen en este momento Claudio X González, Marko Cortés, Alito, Los Chuchos, Dante Delgado y el resto de los empresarios y políticos corruptos del pasado, para que tú los identifiques como PUEBLO. Como DEMÓCRATAS y como tus representantes CIUDADANOS.

Y agárrense, porque en una de esas, escalando la mentira a un nivel superior, van a llegar a llamarse a sí mismos, CAMARADAS, para que el Pueblo los vea como el sector fuerte de la izquierda. Algo como lo que está empezando a hacer Ricardo Monreal, traicionando al Pueblo que lo llevó al cargo.

La Propaganda y la mentira promovidas por los conservadores, no conoce límites.

Y hay quienes se prestan sin pudor alguno a ese juego.

Pero el verdadero PUEBLO, el real, no se deja engañar por quienes están plenamente identificados como los VERDUGOS del pasado.

Malthus Gamba

Advertisement