La estrategia de la mentira

En la opinión de Elí González
@calacuayoMX

Inician las campañas electorales y los rivales políticos del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador inician con “la estrategia de la mentira”. Mentira que solo hace eco en las personas ignorantes y/o desinformadas.

La mentira como estrategia vital de su campaña. Misma que refuerzan con enormes cantidades de dinero para que se replique una y otra vez en los medios de comunicación comprados. Hicieron de la mentira una forma histórica de conducir los asuntos públicos, porque no tienen argumentos ni propuestas.

La oposición al gobierno no es tan solo partidos políticos, son también los empresarios que hicieron de nuestro país su negocio. Acumularon mares de dinero a costa de nuestro trabajo y de nuestra nación. Con ese dinero ahora pagan la mentira para derrotar a AMLO. Se inspiran en el dicho de Alejandro Magno: “Siembren confiadamente la calumnia, muerdan con ella, cuando la gente haya curado su llaga, siempre quedará la cicatriz”

Se dice que fue Nezahualcóyotl quién escribió, en náhuatl:
Amo el canto del cenzontle,
pájaro de cuatrocientas voces.
Amo el color del jade
y el enervante perfume de las flores,
pero más amo a mi hermano: el hombre.

Menciono a los dos personajes porque como estrategia principal están operando la mentira. La mentira sobre las cosas que no ha hecho mal el gobierno, pero ellos aseguran que lo hizo mal, aunque en 2 horas se les desmienta, saben que la gente desinformada, ignorante y fanática, les creerá y no investigará la verdad porque es gente ciega y le conviene la corrupción que ellos representan.

Y por otro lado, a esa gente que ya lograron manipular, le van a hablar con amor, haciéndoles creer que están interesados en su bienestar y que les conviene apoyarlos. Las dos formas son mentiras, pero saben que lograrán comprar algunas conciencias y algunos ingenuos se tragarán el cuento.

Están acostumbrados a manipular con palabras diplomáticas que sus votantes no entienden pero creen entenderla. Mientras que el hoy presidente no disfraza sus palabras, ellos utilizan la manipulación con palabras que pueden ser interpretadas de manera menos áspera.

Con lenguaje políticamente correcto, pero incomprensible para sus votantes, les dicen te voy a robar, pero se lo dicen en palabras o frases suaves para decir lo que sería claro de escuchar en palabras directas.

Dicen tercer mundo en lugar de decir países pobres, dicen ayuda financiera en lugar decir rescate bancario, dicen flexibilización laboral en lugar de decir eliminar prestaciones laborales, dicen eliminaremos programas clientelares, en lugar de decir que van a retirar el apoyo económico social a la gente más necesitada.

El lenguaje políticamente correcto siempre ha sido mentir sin que se den cuenta. Mientras que el lenguaje que utiliza el presidente AMLO, es directo, claro y sin disfraces. A eso le llaman, políticamente incorrecto.

Sin embargo, la mentira es mentira y a esa la utilizan clara, para atacar a su principal adversario, a ese adversario que los ha hecho sudar frío, desde hace ya varios años.

En la campaña del 2006, contrataron especialistas de la publicidad engañosa, para ayudarse en el ataque a López Obrador, así idearon el tema “Es un peligro para México”, que les dio un mediano resultado que no le alcanzó a Felipe Calderón para no tener que hacer fraude y solo así declararse ganador.

Ya saben que las palabras son poderosas, pero también saben que se enfrentan a un hombre que está respaldado por las mayorías y ahora, tienen que enfrentarlo con mentiras más evidentes, más claras y más desvergonzadas; con un fraude más sofisticado.

En estas campañas veremos cómo se van sincronizando en las expresiones, frases, mensajes, palabras que son tan solo falsedades. No importa que ese conjunto de ideas falsas no les funcione para gobernar, les podría servir convencer a ingenuos o desinformados electores.

Las infames mentiras no tienen consecuencia. El INE está operando con ellos, han comprado también a la institución, es evidente que opera para la oposición. Por eso no se preocupan por mentir y afirmar todo tipo de falsedades.

Dicen que el presidente López Obrador aumentó la deuda externa en un 46%. Nada más falso que eso. Dicen que AMLO es un tirano y dictador cuando nunca antes alguien había sido electo con tal magnitud de votos.

Dicen que AMLO censura, cuando ellos a diario lo adensen, le mientan la madre, lo insultan y lo adjetivan de la manera más despreciable, sin que el presidente caiga en su juego.

Así como el payaso brozo, Victor Trujillo y Carlos Loret todos los días inventan una noticia falsa, así el papá de Carlos Loret dice que tiene pruebas de la corrupción del presidente pero que en realidad no las tiene sino que son secreto de estado.

De manera criminal atacan los trabajos del gobierno en la lucha contra el COVID19, diciendo que la estrategia está mal, que la vacunación está mal organizada, que no hay vacunas, que no se han pagado por falta de dinero, etc…

Las personas informadas saben que el gobierno y la secretaria de hacienda tiene el dinero suficiente para comprar más vacunas que habitantes tiene el país; que la OMS/OPS reconocen a México por los esfuerzos y buenas prácticas en el manejo de la pandemia.

Los programas de becas y pensiones a diferentes grupos, tanto en amplitud como en recursos, son en buena parte lo que ha hecho posible que no se cayera el mercado interno en este proceso de crisis económica por la pandemia.

Pero la oposición y sus mentiras, Confirman lo que dijo Lichtenberg: “Para hacer ruido se escoge a la gente más pequeña”

Que son promotores de la globalización, cuando son ellos los que destruyeron la industria nacional para permitir que el capital extranjero se adueñara de la soberanía energética, de la minería y de los recursos naturales.

Dicen que son promotores de la inversión extranjera. Pero en realidad son los que regalaron las empresas públicas e hicieron contratos tramposos, a cambio de comisiones y puestos de trabajo para ellos y sus familiares, para subsidiar gastos y tarifas a compañías extranjeras, todo a cargo del erario mexicano.

Que son ecologistas, pero son promotores de la destrucción del medio ambiente en medio de negocios al amparo de concesiones públicas para acabar con bosques y manglares

Que son demócratas, pero han cooptado al árbitro electoral, el INE y pagan con recursos de desconocido origen, campañas y publicidad en contra del gobierno y del partido MORENA

Hicieron de la política un campo de batalla, sus cartas están abiertas, hay que prepararse para lo que viene en estos próximos días de campaña.

Ahora más que nunca, los mexicanos debemos estar unidos contra la estrategia de la mentira. Debemos promocionar el voto contra esta mafia que quiere regresar a seguir saqueando nuestra nación.

Ya despierta mexicano. Deja de ser el hazme reír de estos delincuentes.

#NoMásPRIANRD

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea