Insulto a la inteligencia

En los últimos días se ha observado una desbandada de los usuarios de la plataforma WhatsApp hacia la plataforma Telegram.

La aplicación de WhatsApp tiene 2,000 millones de usuarios en el mundo y 77 millones sólo en México. Es una empresa de Facebook desde 2014, la cual compró por 19 mil millones de dólares, que cuenta con un enorme esfuerzo y gasto en publicidad desde su plataforma madre y su uso se ha convertido en el medio de comunicación natural alternativo al del teléfono para la mayoría de los usuarios.

Por otro lado la plataforma Telegram, desarrollada por el emprendedor ruso Pável Dúrov de 36 años y por su hermano Nikolái, cuenta con 500 millones de usuarios en el mundo y prácticamente no tiene publicidad. Este joven ruso hoy multimillonario, también desarrolló la plataforma VK.

Coincidentemente, la migración que miles de personas están haciendo desde WhatsApp hacía Telegram obedece principalmente al anuncio que hizo la primera, avisando que a partir del 8 de febrero compartirá los datos personales de sus usuarios con Facebook, lo cual no es cosa menor para la privacidad de las personas que utilizan actualmente esta plataforma.

A través de acceso que WhatsApp tiene a la información contenida en los dispositivos móviles de sus usuarios, como contactos, conversaciones, fotografías y demás, estarán a merced de las políticas comerciales de Facebook, una plataforma de la que no necesariamente han aceptado políticas de privacidad o de comercialización de la información.

Los antecedentes de Facebook en relación con la venta de los datos de sus afiliados, han sido materia de polémicas, denuncias públicas y demandas legales en el pasado y solo estamos hablando de datos de personas que voluntariamente se integraron a Facebook.

En el caso de WhatsApp, quienes lo utilizan parecen no estar de acuerdo en que toda la información contenida en sus teléfonos celulares o en sus computadoras, se encuentre legalmente a disposición de Facebook, una empresa orientada a la comercialización, en una mucho mayor medida que al respeto de sus usuarios y a la protección de sus datos, para que esta pueda diseminarla alrededor del mundo a cambio de dinero.

Cabe señalar que Facebook, un gigante de las redes sociales, cuenta con todo un departamento de análisis para investigar las razones por las cuales Telegram ha crecido a la velocidad que lo ha hecho, prácticamente sin publicidad, porque está claro que no entienden cómo algo puede crecer sin intentar manipular a la población a través de la publicidad.

A fin de aclararle al público y a Facebook cuál es la razón por la que tanta gente está dejando su WhatsApp para migrar a Telegram, Pável Dúrov cofundador de esta última, salió a los medios a dar la explicación y entre otras cosas, dijo que esperaba con esto ahorrarle mucho dinero a Facebook en ese departamento de análisis que montó para que descifrara el misterio.

Además de que la seguridad y la operatividad de su plataforma son muy superiores a las de WhatsApp, uno de sus principios es priorizar el respeto a los usuarios por encima de cualquier otra cosa, así como la protección de sus datos personales.

Dijo también que ellos confían mucho más en el criterio de los usuarios para seleccionar qué medio de comunicación utilizar, que en la manipulación en la que podrían caer impulsados por la publicidad.

Así es que ahí está la razón de fondo según el fundador de Telegram. Respeto a la inteligencia de los demás; algo que las corporaciones muy pocas veces toman en cuenta.

Como dijo el filósofo chino Confucio: “Sin sentimiento de respeto, no hay forma de distinguir a los hombres de las bestias”.