INE gastó más de medio millón de pesos para destruir materiales no utilizados en elección de 2018

¡Qué bárbaros! Sin importar que en México hayan 60 millones de mexicanos en condición de pobreza, el Instituto Nacional Electoral (INE), sí, el mismo que dijo que no había dinero para emprender las elecciones, gastó más de medio millón de pesos para destruir prendas y materiales no utilizados en la elección de 2018.

Por increíble que parezca, 270 mil prendas, entre las que destacan chalecos, mochilas, impermeables, tablas, etcétera, fueron destruidos, en vez de reciclarse para las elecciones próximas.

El presupuesto total asignado para eliminar estos artefactos fue de 549 mil 840 pesos, en correspondencia con la propuesta económica que presentó la empresa recicladora Intertek Tesing Services de México para tal fin.

Lo alarmante es que dicho órgano autónomo no sabe hacer cuentas, pues las matemáticas básicas les fallaron severamente, ya que no solo compraron de más, sino que pagaron para destruir material nuevo o semi-nuevo.

De acuerdo con la auditoría interna, DADE/03/SE/2020, realizada por el Órgano Interno de Control (OIC), esas 270 mil prendas destruidas no eran las únicas que le sobraron al Instituto: otras 11 mil 374 fueron destinadas a la elección extraordinaria del 2 de junio de 2019 en Puebla (1 mil 509 porta gafetes, 782 chalecos, 1 mil 134 mochilas, 97 sombreros, 1 mil 149 tablas de apoyo y 988 impermeables).

Tras evaluar la eficiencia, eficacia y economía en el ejercicio de los recursos de los proyectos específicos que le fueron autorizados a la Dirección Ejecutiva de Capacitación Electoral y Educación Cívica para el desarrollo de los procesos electorales federal y locales durante 2017 y 2018, el OIC identificó que hubo errores de primaria en el Proyecto F15E910 “Preparación del Proceso Electoral”, ya que no está definido el procedimiento del destino final o resguardo para usos subsecuentes de las prendas devueltas por los SE y CAE, así como del material elaborado para la realización de los simulacros. Aunado a eso, no existe un procedimiento formal para controlar los materiales de capacitación y asistencia electoral”.

Asimismo, cabe señalar, que dicho proyecto, el cual tuvo como “objetivo realizar la implementación operativa de la Estrategia de Capacitación y Asistencia Electoral 2018, para desarrollar actividades inherentes a la Integración de Mesas Directivas de Casilla y a la Capacitación Electoral”, fue aprobado directamente el presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello.

Originalmente el Presupuesto de Egresos de la Federación 2016 le etiquetó 104 millones 462 mil 343 pesos, pero para Lorenzo eso no era suficiente, y el 27 de noviembre de 2017 firmó el acuerdo INE/JGE210/2017, por el que se aprobó a la Dirección Ejecutiva de Capacitación Electoral y Educación Cívica (DECEyEC) una ampliación de recursos, para un total de 118 millones 461 mil 379 pesos.

Con información de Contralínea