Esta mañana, el Presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que la próxima marcha del 27 de noviembre será una fiesta, pues hay que celebrar los logros de la Cuarta Transformación y manifestó que él desea que “encabezar la marcha junto con otros dirigentes que fundaron a Morena.

“Me gustaría mucho que estuviesen los fundadores, los que vienen desde hace años luchando por convertir en realidad este sueño”, expresó.
López Obrador aseguró que la marcha no será por la reforma electoral, sino para fortalecer al movimiento de transformación, pues, dijo que se van a celebrar los logros durante su administración.

El mandatario también aseguró que no es una marcha para medir su popularidad, pues él cuenta con el 70 por ciento de aprobación a su administración. También descartó que haya acarreados en la marcha del próximo 27 de noviembre, como asegura la oposición.

Dijo además que la próxima marcha no es cuestión de colores, hay mucho qué celebrar.

“No sé de dónde sacan que acto con acarreados si tenemos 70 por ciento de aprobación, como 50 millones, pero no pueden venir todos. Si no tuvieras esa aprobación, ya nos hubiera derrotado”, dijo en conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional.

También aclaró que la marcha del 27 de noviembre no es en defensa de la Reforma Electoral, pues aseguró que es para fortalecer el Movimiento de Transformación.

“La marcha no es por lo de la reforma electoral, es para fortalecer el movimiento de transformación y celebrar los logros (…) vamos a seguir tratando este asunto, porque es mucho descaro que los representantes de la antidemocracia en México sean los que manejen el INE y además, el que hayan engañando a tanta gente de que iba a desaparecer el INE y que se hayan tragado el plato de mentiras y sin hacer gestos”.