Hablando de Bolivia, larvas y gusanos

Por:Gateau 2008

Quiroga Ramírez fue presidente de Bolivia durante un año, después de la muerte del dictador golpista Banzer Suárez, que se formó en los Estados Unidos y en la tristemente célebre Escuela de las Américas, de donde emergieron personajes de relevancia por sus delitos de lesa humanidad como Antonio Noriega, Leopoldo Galtieri, Manuel Contreras y Roberto Viola, entre otros.

Su formación en Estados Unidos, primero en la Universidad A&M en Texas y luego en la Universidad St. Edward´s en Austin, configuran su pensamiento neoliberal.

Entre sus “logros” durante su mandato, se le reconoce como el principal impulsor del proyecto Pacific LNG, para vender a otros países, gas natural licuado a un precio muy por debajo del precio internacional estándar. Quiroga también remató o privatizó las refinerías Gualberto Villarroel de Cochabamba y Guillermo Elder Bell de Santa Cruz, además de la cesión de mayoristas privados de las atribuciones de comercialización de carburantes en Bolivia, comportamientos que nos recuerdan a Calderón o Peña.

Este personaje “tan recto”, es el mismo que se atreve a llamar a nuestro presidente “matoncito y cobarde” y a decir que “se está inclinando ante Donald Trump”, con lo que se ha ganado el HT #TutoEsPuto, que ahora es Trendig Topic en las redes sociales.

Como cereza del pastel, en solo tres días éstos microcefálicos de la política, lograron iniciar conflictos con México, Argentina y España, éste último derivado de la agresión que la policía boliviana escenificó contra un automóvil de la Embajada Española, que visitaba la Embajada Mexicana.

Sin embargo, los crímenes que han cometido éstos golpistas subnormales son mucho más graves que las agresiones contra una embajada, producto de su falta de escrúpulos y su carencia de pericia en el manejo político.

Lo único que tenemos que agradecerle a este gusano de Quiroga Ramírez, es que vuelve a desnudar la verdadera esencia de vende patrias, parásitos y mercenarios, de un grupo de traidores entre los que se encuentran varios anélidos y platelmintos como la sanguijuela de Javier Lozano, la plenaria de León Krauze, el cisticerco de Mariana Gómez del Campo, los nematomórfos del Reforma, y otra pléyade de gusanos aterciopelados, miembros de la oposición moralmente derrotada, que exhiben su acostumbrada estupidez en contra de México.

error: Content is protected !!