SinLineaMX - Live

Durante la conferencia mañanera de este miércoles, el Presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que su gobierno sí analizó la posibilidad de adquirir el 51 por ciento de Banamex, dejando el 49 por ciento restante a la iniciativa privada, creando así una banca mixta, pero para lograrlo se tendría que convocar a inversionistas y enfrentar una fuerte reacción de los opositores, quienes se rehúsan a aceptar cualquier iniciativa proveniente de su administración.

“Llegamos a pensar la posibilidad de que el gobierno fuese dueño del 51 por ciento de las acciones y que el 49 por ciento quedará en manos de particulares, ¿por qué? Por lo mismo, porque ¡imagínense! El gobierno maneja 7 billones de pesos de presupuesto, un banco que tenga ese manejo de recursos, si no en exclusiva sí de manera preferente, tiene garantizado a un cliente importante y, además, es sabido, lo pueden revisar en el internet, de que todos los bancos tienen utilidades, todos y son de los que más utilidades tienen, están entre las cinco grandes corporaciones que obtienen más utilidades”, dijo.

Sin embargo, la idea se desechó debido a la falta de tiempo para consolidar una estrategia que permitiera consolidar acuerdos con inversionistas e implementación de una banca de este tipo, sin embargo, mencionó que ya vendrán otros gobiernos que puedan implementar éste u otros planes al respecto.

El mandatario comentó lo anterior debido a que fue cuestionado si se podrían utilizar las sucursales de Banamex para ampliar los servicios del Banco del Bienestar, a lo que respondió que “participar en algo así requiere de más tiempo para dejar consolidado un banco mixto, con participación mayoritaria del gobierno. Tendríamos que convocar a inversionistas nacionales, una serie de cambios y también imagínense cómo se iban a poner los conservadores si de por sí están muy rabiosos, irritados”, además de evitar los ya acostumbrados señalamientos de la oposición contra su gobierno como “ahí está el estatismo, el totalitarismo, el populismo, ahí está el comunismo, etcétera, etcétera”.