SinLineaMX - Live

El Presidente Andrés Manuel López Obrador informó esta mañana que se apoyará en la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para instalar dos mil 500 antenas que se requieren para llevar los servicios de internet de “última milla” hasta a las poblaciones más apartadas del país.

“Necesitamos 2 mil 500 antenas. Voy a hablar con todos los trabajadores electricistas para que una jornada entre todos montemos las 2 mil 500 antenas y podamos tener Internet en todos los pueblos”, dijo el mandatario, durante la conferencia mañanera de este viernes.

Y es que, detalló el Jefe del Ejecutivo, “había una empresa que crearon que se llama Altán, fracasó Altán, ahora ya tenemos más participación en Altán, pero una cosa es el abasto o el servicio mayorista y hace falta lo que llaman ‘la última milla’, para eso se requiere de antenas y se requiere de un sistema de distribución”.

López Obrador explicó que se utilizará fibra óptica e internet satelital, pero para que el servicio llegue hasta el usuario final, se requiere la instalación de las antenas, pero los trabajadores de la CFE “estoy seguro que nos van a apoyar”.

“Un fin de semana voy a ir a reunirme a las cinco o seis regiones del país, con los trabajadores, a exponerles el plan de modo que en el primer trimestre del año próximo, a más tardar a mediados, ya tengamos resuelto el problema”, dijo.

Cabe recordar que el pasado 10 de junio, el Presidente confirmó que su Gobierno se convirtió en socio mayoritario de Altán, que trabajaba con la administración de Enrique Peña Nieto para llevar Internet a pueblos mágicos y otros sitios, pero la compañía había entrado en quiebra, por lo que se decidió adquirir la mayoría de las acciones por parte de la actual administración.

La empresa, que cuenta con la red de fibra óptica necesaria para llevar internet a la mayor parte de la República, se encontraba en una situación financiera muy delicada, por lo que que el Gobierno se hizo cargo de su administración, mediante la adquisición de la mayoría de sus acciones, con lo que se esperaba resolver el problema de “internet para todos”.

Sin embargo, solamente se pudo acceder al mayoreo de este servicio, por lo que ahora, con el apoyo de la CFE, se instalarán las antenas necesarias para que pueda llegar a todos los hogares y negocios, aún en las poblaciones más apartadas del país.