Sindicato Mexicano De Electricistas

Gilberto Lozano pide facturar a nombre de AMLO para acusarlo de ‘discrepancia fiscal’

No es broma, ha surgido una nueva estrategia para perjudicar a López Obrador.

Desde hace unos días, circula en redes sociales, una invitación para hacer un boicot contra el mandatario federal. Éste consiste en realizar facturas a nombre de AMLO, con la idea de acusarlo de discrepancia fiscal.

Para empezar, la propuesta es inmoral y falta de ética, pues es usar datos personales con la idea de perjudicar a una persona.

Esta nueva forma de hacer guerra sucia contra López Obrador empezó a difundirse en redes sociales, en donde los adversarios contra López Obrador, ofrecen una ‘fórmula’ para realizar un boicot fiscal contra el mandatario federal.
Con el objetivo es generar facturas a nombre del mandatario.

Al parecer el primer usuario en difundir el mensaje fue Daniel Rubín y señaló lo siguiente:

“Aquí una fórmula de un verdadero boicot fiscal a López. Cuando pagues en efectivo y no te sirva la factura, pide factura con los siguientes datos”.

Según esto, para mostrar su rechazo contra la medida que implementó la Secretaría de Hacienda por la discrepancia fiscal, que busca evitar la defraudación fiscal.

Este mensaje llamando al boicot contra AMLO, también llegó a Facebook y Whatsapp, sin embargo varios usuarios han expresado su molestia y han señalado que la idea que se promueve no solo se trata de algo miserable, sino que demuestra un hecho ridículo de algunos miembros de la sociedad mexicana.

“He recibido varios whatsapp en grupos y quieren hacerle un “boicot fiscal a AMLO” proporcionando sus datos fiscales para que cuando se compre algo lo facturen a su nombre. No solo es una idea miserable, son patéticos y ridículos; se descubren y muestran lo inmorales que son”, señala Guillermo Villareal, abogado y consejero de la Cámara de Comercio.

En Facebook hubo un promotor que buscó también perjudicar a López Obrador; su nombre Sergio Pibe Juárez Soria, quien agregó en su publicación más datos, “como un correo electrónico y señala que la factura debe presumirse con gastos y pagos en efectivo”.

“Solo por emitir la factura se presume que el gasto y pago en efectivo, de manera que al final del año solicitaremos una consulta al dar para ver cuánto facturó y sería carga probatoria de AMLO acreditar que el no causó esa erogación y tendría que enfrentar una discrepancia fiscal”, escribe el usuario

Orgullosos de los que ellos llaman la gran “estrategia” contra AMLO, varios usuarios publicaron que realizaron las primeras facturas con el nombre de Andrés Manuel López Obrador, donde los datos son los mismos que señalan los mensajes difundidos por estos dos hombres promotores.

Se trata de imágenes donde se han hecho compras a distintas distribuidoras desde los 900 pesos hasta un poco más de dos mil pesos.

A este nuevo ataque contra López Obrador se unió el ultraderechista, Gilberto Lozano quien a través de un video pidió realizar la operación descrita. Señalando a López Obrador de “te vamos a fiscalizar a ti”

Esta acción de Lozano, quien por cierto, en meses anteriores, ha llamado a un golpe de Estado contra López Obrador, fue rápidamente nulificada por las redes sociales, denunciando su tweet por difundir información privada.

Ultra derechista Gilberto Lozano y 7 personas más, piden al ejército Golpe de Estado vs AMLO

El equipo de Sin Línea Mx preguntó al Contador Enrique Valdivia sobre que efectos o repercusiones tiene emitir facturas falsas a nombre de otra persona y esto fue lo que nos mencionó:

¿Las facturas que emiten a nombre de AMLO son falsas, le afectan?

-No son falsas, pero, tampoco es discrepancia fiscal. La discrepancia fiscal se trata tus ingresos, por ejemplo, que tengas una cuenta donde hacen depósitos en efectivo además de tu salario o que no tengas un ingreso comprobable y tengas depósitos y transferencias, como podría ser con vendedores ambulantes.
En este caso, al hacer las facturas a nombre de AMLO, no pasa nada de eso, pues, de entrada pagar en efectivo cualquier prestación de servicio o compra de mercancía, se considera No deducible, es decir, que cualquier persona no puede hacer uso de ese comprobante para disminuir ingresos, pues no es válido porque no cumple requisitos.
Ahora, dado que el presidente sólo tiene ingresos por salarios, los únicos comprobantes que la autoridad le autoriza son gastos médicos, gastos hospitalarios, gastos funerarios, colegiaturas, primas de seguros, etc. Así que todo lo demás que llegue con su RFC no es objeto de revisión por parte de la autoridad.
En conclusión, con esta estrategia, los adversarios de López Obrador solo están haciendo el ridículo.

Hasta el momento, ni el SAT, ni la Secretaría de Hacienda y Crédito Público se han pronunciado al respecto.