Por el Dr, José Carlos Arias

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el Banco de México (Banxico) informaron que el Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) completó la revisión de medio término de la Línea de Crédito Flexible (LCF), otorgada a México en noviembre de 2021 por un plazo de dos años, y que la mantendrá en 47 mil millones de dólares.

La decisión del Directorio Ejecutivo destacó que México continúa cumpliendo con todos los criterios de habilitación necesarios para acceder, en caso de requerirlo y sin condicionalidad adicional por parte del FMI, al desembolso de los recursos de la LCF.

Por su parte, el FMI resaltó que en los últimos años México ha aplicado políticas macroeconómicas sólidas y ha mantenido un fuerte marco institucional que le han permitido enfrentar con resiliencia los impactos adversos originados en la economía global.

Entre las acciones que marcó el FMI están: tener un banco central independiente que actúa oportunamente, lo cual demuestra su compromiso con el objetivo de inflación, y mantiene las expectativas de inflación bien ancladas; contar con un tipo de cambio flexible que ha facilitado la absorción de los choques externos; y tener una deuda pública con una trayectoria sostenible y finanzas públicas sanas guiadas por el cumplimiento de las metas fiscales establecidas en ley.

De igual modo, el Fondo destacó el sistema financiero sólido y solvente de México, en particular, el sector bancario que “se encuentra bien capitalizado con niveles bajos de morosidad, y respaldado por una supervisión eficaz”.

La LCF es un instrumento precautorio que refuerza la reserva de activos internacionales y complementa las herramientas de las autoridades mexicanas para enfrentar condiciones externas adversas y preservar la estabilidad económica y financiera.

Asimismo, la Comisión informó que continuará evaluando la implementación de la estrategia de salida gradual y ordenada anunciada en 2017, acorde con el panorama de riesgos que enfrente México.