Fiscalía de NY cuenta con miles de mensajes de texto que revelan que Cienfuegos trabajó para cárteles

La Fiscalía de Nueva York tiene “miles” de mensajes, como pruebas contra el General Salvador Cienfuegos Zepeda, ex titular de la Secretaría de la Defensa Nacional de Enrique Peña Nieto, que muestran cómo, a cambio de sobornos, el general -hoy detenido en Estados Unidos- ayudó al cártel H-2 a “operar con impunidad en México” y a “traficar miles de kilogramos de cocaína, heroína, metanfetamina y marihuana a Estados Unidos, incluyendo Nueva York”.

De acuerdo con Proceso, el General podría haber estado en “la detención y la tortura de traficantes de una organización rival por parte de agentes mexicanos, la liberación de integrantes del Cártel H-2 de cárcel”, de acuerdo con una carta que la fiscalía neoyorquina que envió hoy a la jueza Carol Amon.

Cienfuegos “se aseguró que no hubiera operativos militares contra el Cártel H-2”, lanzó “operaciones militares contra otras organizaciones de tráfico de drogas”, ubicó “transporte marítimo para cargamentos de droga”, actuó para “expandir el territorio controlado por el Cártel H-2 hacia Mazatlán y el resto de Sinaloa”, e introdujo “los líderes del Cártel H-2 a otros funcionarios del gobierno mexicano dispuestos a ayudar a cambio de sobornos”.

Según la acusación contra Cienfuegos en Estados Unidos: el cártel H-2 es una violenta organización mexicana de narcotráfico que anteriormente estuvo dirigida por Juan Francisco Patrón Sánchez, también conocido como “H-2”, y tiene su sede en Nayarit y Sinaloa.

“Durante ese período de tiempo relevante, el cártel H-2 tuvo numerosas celdas de distribución en los Estados Unidos, incluso en Los Ángeles, Las Vegas, Ohio, Minnesota, Carolina del Norte y Nueva York, a través de las cuales distribuyó miles de kilogramos de heroína, cocaína, metanfetamina y marihuana y ganó millones de dólares en ingresos ilegales”.

Líder criminal vinculado al General Cienfuegos fue abatido por helicóptero de la Marina en 2017

El sitio de Aristegui Noticias informó que “el cártel H-2 traficaba con cientos de armas de fuego letales y cometió innumerables actos de violencia horrible, incluida la tortura y el asesinato, para protegerse de los desafíos de las organizaciones rivales de narcotráfico, luchar por el territorio y silenciar a quienes cooperarían con la ley”.

El cártel H-2 sobornó a funcionarios públicos, incluidos a Salvador Cienfuegos, mientras era un funcionario mexicano de alto rango, como un medio y método para lograr los objetivos de su empresa de tráfico de drogas.

La fiscalía de Estados Unidos acusa al exsecretario de Defensa, general Salvador Cienfuegos, de cuatro delitos, tres de narcotráfico y uno de lavado de dinero, por los que deberá rendir cuentas en un juzgado de Nueva York.

Los delitos se cometieron entre diciembre de 2015 y febrero de 2017, e incluyen manufactura, distribución e importación de heroína, cocaína, metanfetaminas y marihuana, además de lavado de dinero de todos los beneficios conseguidos con el tráfico ilícito de esas sustancias.


Con información de Proceso