Especialistas restaurarán puerta y fachada de Palacio Nacional, tras pintas

Luego de las pintas que realizaron colectivos feministas y anarquistas en la fachada de Palacio Nacional por supuestos simpatizantes de los estudiantes de Ayotzinapa. Se informó que la puerta de Palacio Nacional será restaurada por un equipo de especialistas, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La dependencia federal detalló que la Dirección General de la Conservaduría de Palacio Nacional (DGCPN) ya aplica las medidas necesarias para eliminar los mensajes hechos con pintura en aerosol.

De acuerdo con información de La Jornada; se realizó un reconocimiento fotográfico, posteriormente la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC) del Instituto Nacional de Antropología e Historia evaluará las afectaciones, el equipo técnico de la DGCPN removerá las pintas en las superficies pétreas, así como del portón central de madera del edificio histórico, explicó.

“La pintura en la cantera será eliminada con la aplicación de disolventes orgánicos como acetona, xileno y acetatos de etilo y amilo, así como con agua aplicada a presión moderada con hidrolavadora, de acuerdo con recomendaciones del CNCPC”, se informó.

“En el caso del portón de madera, la primera limpieza se hará en seco mediante cepillos de cerdas naturales y aspiradora, para proteger los herrajes y chapetones. Después de ello, se aplicará un procedimiento físico-químico y en caso de que existan residuos de pigmentos, estos se retirarán con bisturí”, mencionó.

El día de ayer, supuestos simpatizantes de los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, realizaron pintas contra el mandatario federal a las afueras de Palacio Nacional. Cabe destacar que no solo fueron daños materiales. Pequeños grupos anarquistas aventaron cohetones al edificio federal, lastimando a los policías que resguardaban el inmueble.

Tras los hechos; simpatizantes del movimiento Ayotzinapa, reclamaron a las feministas que rayaron las puertas y edificio de Palacio Nacional. Señalando, que ellos no buscan hacerse escuchar a través de la violencia.