Una encuesta realizada por el Instituto Nacional Electoral (INE) entre el 9 y 10 de septiembre a partir de 400 entrevistas efectivas, reveló que más de la mitad de la ciudadanía estaría a favor de la Reforma Electoral, mientras que el 78 por ciento está de acuerdo en que magistrados y consejeros sean electos por voto popular, así como que el 87 por ciento quiere la reducción de diputaciones y senadurías y el 72 por ciento piensa que los partidos políticos reciben demasiado dinero.

Además, el 52 por aprueba que el INE sea sustituido por el Instituto Nacional de Elecciones y Consultas (INEC), mientras que la opinión positiva hacia el Instituto cayó 11 puntos, bajando de 67 a 56 por ciento, mientras que los negativos aumentaron 5 puntos, pasando de 17 a 22 por ciento.

La misma encuesta indica que el 43 por ciento considera que el INE gasta demasiado, por lo que el 55 por ciento está a favor de reducirles el presupuesto, tal como lo plantea la Reforma, ya que el 85 por ciento de los encuestado cree que la reducción al presupuesto del INE no afectaría su derecho a votar, detallando que las mayores quejas en este rubro son los altos salarios de los consejeros, la cantidad de asesores y las cuestionables prestaciones que reciben.

Por otra parte, el 59 por ciento de los encuestados considera que el INE es una institución corrupta, que realiza fraudes en las elecciones, que hace un mal manejo de los recursos asignados y que tiene acuerdos con los partidos de oposición.

Al detallar a los entrevistados algunos de los puntos de la iniciativa de Reforma, la opinión prevaleciente es a favor de destinar menos recursos a partidos; disminuir el número de diputaciones y senadurías; reducir los recursos que se otorgan al INE, y que los consejeros y magistrados electorales sean elegidos directamente por la ciudadanía.

La encuesta también revela que el 68 por ciento está a favor del voto electrónico, 53 por ciento aprueba desaparecer los institutos y tribunales electorales estatales y 52 por ciento está de acuerdo con sustituir al INE por el INEC.

Es por todos estos ratos que el representante de Morena ante el consejo general del INE, Mario Llergo, acusó al organismo de ocultar esta encuesta “que favorece la reforma electoral”, pues el Instituto no hizo pública esta información ni la entregó a todos los miembros del consejo general, pese a que la representación morenista envió la solicitud el pasado 17 de octubre.