Un total de 8 mil 278 personas fueron detenidas en los últimos siete días, durante acciones especiales desplegadas por cuerpos de seguridad en México, aseguró el subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Ricardo Mejía Berdeja, el hombre fuerte del presidente para coordinar el combate a la corrupción y a la impunidad.

En la conferencia presidencial desde Palacio Nacional, informó que además hay 7 mil 888 personas puestas a disposición del Ministerio Público y 297 detenciones en proceso.

En el balance de casi una veintena de acciones destacadas, el funcionario expuso las extradiciones de Carlos “F” y Arturo “G” ambos requeridos en Estados Unidos de América. El primero, originario de Argentina, fue enviado a El Paso Texas, donde los requiere un juez para juzgarlo por tráfico de drogas.

En el segundo caso, Mejía Berdeja detalló que Arturo “G” fue enviado a Los Ángeles, California, donde se le instruirá proceso por homicidio. Otro de los casos que presentó tiene que ver con Marcos “C”, a quien se le acusa de la desaparición forzada de una menor de edad en la península de Yucatán.

Asimismo, destacó el caso de Dulce Nimitzi y su pareja Joel “N”, quienes asesinaron a su hijo y lo enterraron en el jardín de su casa en Chimalhuacán, Estado de México.

Además, como tema relevante citó la detención de Manuel “N”, alias el Zermeño. Este sujeto opuso resistencia al momento de su detención y fue abatido. Se sabe que perteneció al Cartel de Santa Rosa de Lima, ex comandado por José Antonio Yepes Ortiz ‘El Marro’.

El subsecretario enunció también el caso de Miguel “N”, sujeto que violó en el estado de Guerrero a un bebé de 11 meses de edad. Además, el subsecretario Mejía Berdeja señaló que en operativos se logró la detención de 43 generadores de violencia en Tizapán, Jalisco; 76 en la región de San José de Gracia, a Silvano “N”, alias el Mano Seca, quien fuera jefe regional del Cártel de Jalisco Nueva Generación.

De igual forma, otros delincuentes y generadores de violencia en Sonora, Colima, Estado de México y Chiapas. Como caso de éxito figura la intercepción de un buque con diez toneladas de metanfetamina. Los delincuentes al ver al personal de Marina lanzaron la droga al mar y se pudo recuperar 440 kilos.