SinLineaMX - Live

A diferencia de lo que sucede en las mentes desorientadas de los mexicanos aspiracionistas, que serían muy felices de poder irse a vivir a los Estados Unidos, pero cuya pretensión es puramente ilusoria, la realidad está comportándose en forma completamente opuesta a partir del año pasado.

El periódico Daily Mail del Reino Unido, publicó recientemente un estudio en el que revela, que durante el 2021 se han mudado a vivir en México 280 mil estadounidenses californianos y que esa tendencia continúa aumentando durante este año.

De hecho, llamó a su artículo como El Gran Éxodo Californiano hacia México, apuntando que miles de personas están viniendo a residir a nuestro país, para escapar del desmesurado costo de la vida bajo los gobiernos del presidente Biden y del gobernador Gavin Newson de California.

Este fenómeno que era prácticamente impensable en el pasado, se explica porque durante la pandemia una gran cantidad de personas tuvieron que cambiar sus hábitos laborales, realizando su trabajo desde casa y a través de dispositivos electrónicos que no los obligan a tener que asistir físicamente a una oficina.

De esta forma una gran cantidad de californianos, que se calcula en alrededor de un millón doscientos mil, han migrado a otros estados de la unión americana, pero una cuarta parte de ellos han optado por venir a vivir a México, especialmente a la ciudad de México y Tijuana, lugares en los que los precios de la gasolina, de la renta, la energía eléctrica y los alimentos, es más barata que en su estado.

Con salarios muy superiores a los que se pagan en México, estos estadounidenses pueden tener un nivel de vida superior al que llevan en su país a un costo menor. Sin embargo esto ya está ocasionando problemas de inflación adicional a los mexicanos que viven en las colonias donde estos nuevos migrantes prefieren residir, como las colonias Roma y Condesa de la ciudad de México, en las que los precios de las rentas se han disparado como consecuencia de este fenómeno.

Incluso en esas colonias, los habitantes mexicanos ya comienzan a manifestar repudio hacia los migrantes estadounidenses, a quienes consideran como responsables de que los precios de todo estén subiendo en forma más pronunciada que en otras zona. Comienzan a verse con mayor frecuencia.

En el último mes la inflación en los Estados Unidos llegó a registrar una tasa anualizada de 8.6 puntos porcentuales, la mayor desde 1981, mientras en México estamos logrando detener su crecimiento gracias a los subsidios que reciben los combustibles, así como la energía eléctrica; hoy la tasa mexicana de inflación es de un punto porcentual menor y su aumento se está deteniendo.

Ese punto porcentual es equivalente a una proporción 11.6% menor que la de los Estados Unidos, esta medida es tomando los 8.6 puntos porcentuales de crecimiento anual que se registran allá como el 100%, sin contar con que las rentas de vivienda en las colonias que les gustan, son equivalentes a una cuarta parte de lo que pagan en California, además de los ahorros en electricidad, gasolina, gas y comida, viviendo en una ciudad con un clima privilegiado, que es más segura que Nueva York, de acuerdo con la incidencia delictiva que reporta la Ciudad de México. ¿Cómo no van a estar encantados?

Este es otro factor de choque cerebral para las cabezas de los mexicanos aspiracionistas que deben estar muy desconcertados, porque si como piensan, todo está tan mal, ¿Que hace tanto gringo viniéndose a vivir a un país “comunista” gobernado por un “dictador”?

Como dijo el escritor checo Franz Kafka: “De tal manera se desvían, que la confusión les impide saber de qué se están desviando”.

Por Erika