Tal como lo había prometido, el magnate Elon Musk, quien recientemente compró la plataforma de redes sociales Twitter, inició una profunda “limpia” en la organización, que tiene por objeto revertir la fuerte caída en los ingresos de la empresa, por lo que este 4 de noviembre fueron despedidos cerca de 3 mil 700 empleados en todo el mundo, entre los que se incluye a la plantilla completa que operaba en México.

Ya desde el momento en que tomó las riendas de Twitter, Musk había despedido a práctimante todo el consejo de administración, entre las que se encontraba Vijaya Gadde, jefa de asuntos legales, políticas y seguridad de la empresa, que fue quien tomó la decisión de bloquear al expresidente Donald Trump cuando aún se encontraba en funciones.

Entre los ejecutivos separados de sus cargos, se encuentra Hugo Rodríguez Nicolat, director de política pública de Twitter para Latinoamérica, quien, debido a que fue asesor de Diego Fernández de Cevallos y participó en el equipo de transición de Felipe Calderón previo a tomar el poder en 2006, ha sido señalado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador y por miles de usuarios de la redo social, de imprimir un sello con la tendencia ideológica de ese partido.

Y es que, a decir de Elon Musk, se busca revertir las considerables pérdidas que la empresa ha tenido en los últimos tiempos, pero también desea crear un ambiente de debate saludable de las ideas, ya que las medidas tomadas por los directivos en la moderación de contenidos solamente logró convertir a Twitter en una amenaza para la libertad de expresión.