SinLineaMX - Live

Con declaraciones que demuestran plenamente lo dicho ayer por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, en el sentido de que el fiscal de Guanajuato, Carlos Zamarripa, posee muchas influencias por pertenecer a un grupo de ultra derecha en la entidad, el dirigente nacional del Partido Acción Nacional (PAN), Marko Cortés, salió en defensa del funcionario guanajuatense.

Sin mencionar que Guanajuato se ha convertido en uno de los estados más violentos de la república a consecuencia de la posible complicidad de su fiscal con el crimen organizado y la evidente ineficiencia de su gobernador, Diego Sinhue, el líder panista aseguró que “El presidente de la República le tiene mucha envidia a Guanajuato”, para luego hacer referencia a los grandes esfuerzos que hace la población para salir adelante a pesar de la mala administración de Sinhue.

“Aquí se crece, si hay desarrollo, se generan empleos, oportunidades, por eso tantos mexicanos de varias partes del país vienen a Guanajuato, ojalá eso pudiera presumir el presidente de todo el país; se hace mucho con poco recurso, ha logrado que Guanajuato crezca, mientras en el país se pierden, aquí en Guanajuato se crean, formales, se incrementa el poder adquisitivo de las personas, hay inversión productiva”, dijo Marko Cortés.

“Son hechos de inseguridad que no se habían presentado, por eso Texas ha declarado a los grupos delictivos como terroristas, y es lo que están generando, terror, esto es debido al mensaje equivocado del gobierno federal de los abrazos, a la gente buena se le abraza, a los malos se les detiene, este mensaje contradictorio es que no los van a combatir desde el gobierno federal”, agregó el presidente del PAN, liberando así de toda responsabilidad a las autoridades locales por los delitos del fuero común que se comenten en Guanajuato con mayor frecuencia que en la mayoría del país.