El poder económico vs la 4T

Por. Diego Iván López Miguel
Twitter: @DiegoI_Lopez

Miembros de la élite empresarial del país y los partidos de oposición: Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) llegaron a un punto de acuerdo con el movimiento “Sí por México”. La alianza pretende hacer un bloque de cara a las elecciones intermedias del próximo año; el objetivo es arrebatarle posiciones en la Cámara de Diputados a Morena y sus aliados. Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) quien se muestra al frente de este proyecto ha sido un personaje muy crítico al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Los dirigentes de los tres partidos políticos que aceptaron hacer suya la agenda de “Si por México” se expresaron al respecto: El dirigente del PRI, Alejandro Moreno se refirió a la alianza: “La coordinación entre los partidos políticos y sociedad civil es una condición necesaria para construir una sana democracia, con competencia, equidad y respeto al voto”. Por su parte el líder del PRD, Jesús Zambrano comentó: “Estamos empeñados en la construcción de un frente amplio democrático social y político, para defender la democracia y el bienestar de las personas”, dijo. El presidente del PAN, Marko Cortés a través de Twitter escribió: “En Acción Nacional reafirmamos el sí a la construcción de una agenda ciudadana para un mejor México, con futuro, para todas y todos”, sentenció.

La alianza PRI-PAN-PRD se vuelve a replicar como en 2012, cuando el expresidente Enrique Peña Nieto tomó el control del Ejecutivo Federal y se aprobaron las Reformas Estructurales en el “Pacto por México” con el apoyo de los tres partidos políticos. En esta ocasión es distinto, no ostentan el poder y se han visto diezmados después del tsunami morenista en las elecciones presidenciales del 2018. A tan sólo unos meses de las elecciones intermedias ninguno de los partidos de oposición parace acercarse a la intención de votos que tienen Morena y sus aliados, esto podría cambiar con una alianza en bloque apoyados directamente por las cúpulas empresariales.

En un hecho sin precedentes en las últimas décadas la élite empresarial a través de un grupo de organizaciones ciudadanas que conforman “Sí por México” estarán conteniendo directamente en el proceso electoral del próximo año. Los partidos políticos están dispuestos a ceder algunas candidaturas a este movimiento que tiene en Gustavo de Hoyos a su rostro más visible. Detrás de él, se encuentra Claudio X. González Guajardo, fundador de la asociación civil Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), financiada por el Consejo Mexicano de Negocios (CMN), que agrupa a los empresarios que concentran el mayor capital del país.

Entre los financiamientos a MCCI destacan los hechos por los expresidentes del CMN, Alejandro Ramirez Magaña, dueño de Cinépolis y Valentín Diez Morodo, que encabeza el Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (Comce) y el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), cuyo exdirector Juan Pardinas dirige actualmente el diario Reforma. Otros miembros del CMN que realizan aportaciones a la organización de Claudio X. González son: Eduardo Tricio Haro, accionista mayoritario de Aeroméxico y Lala, y Carlos Álvarez Bermejillo, dueño del Grupo Pisa, empresa de medicamentos contra el cáncer que fue vetada por AMLO.

El presidente López Obrador habló meses atrás sobre la supuesta alianza entre partidos políticos, cúpulas empresariales, intelectuales, medios de comunicación y periodistas que estaría conformando un frente en contra del gobierno de la 4T, el llamado Bloque Amplio Opositor (BOA). Incluso señaló que deberían existir dos partidos: Liberales y Conservadores, recordando la vieja polarización que dividió en dos al país en el siglo XIX y que concluyó con el triunfo Juarista.

Hoy se confirma que “Sí por México” impulsado y financiando por la élite empresarial del CMN competirá directamente en el proceso electoral del próximo año con el apoyo del PRI-PAN-PRD. Tomarán las riendas de los partidos políticos de oposición en un intento de frenar al proyecto de nación de López Obrador y su continuidad en 2024. Se mueven las piezas del ajedrez político y la primer batalla será en dos bloques: El poder económico vs la 4T.

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea