SinLineaMX - Live

Por:
Rafael Redondo
@redondo_ rafa

El pasado 16 de septiembre, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, presentó una propuesta de Plan de Paz, en el contexto del conflicto Rusia Ucrania que, en síntesis, pide, crear una Comisión para La Paz, integrada por el primer ministro de la India Narendra Modi, el Papa Francisco y el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, para evitar conflictos armados en un lapso de 5 años, en el mundo.

Tal parece que, al líder ucraniano, no le interesa la paz pues, de inmediato, un asesor cercano a Zelensky dijo que, el plan de paz es pro ruso, porque daría tiempo a que Rusia preparar la próxima ofensiva (¿?), y acusó: “los pacificadores que usan la guerra para sus propias relaciones públicas, sólo causan sorpresa”.

Estados Unidos ha creado un monstruo que, no sólo pretende convertirse en estrella mundial apareciendo en la revista Vogue, o en el Festival de Cine de Venecia: Zelensky. Todo indica que, lo que menos le interesa a Zelensky, es la paz.

Hasta donde tengo conocimiento, nadie, nadie, ha propuesto nada, para encontrar la paz en este conflicto que, hoy, subió de tono:

1) Lugansk, Donetsk, y los territorios ocupados de Kherson y Zaporijia, anunciaron realizar un plebiscito entre el 23 y 27 de septiembre para, decidir su incorporación a Rusia. Occidente, claro, ya puso obstáculos, argumentando que detrás de los plebiscitos, estará la perversidad rusa. Sin embargo, el deseo de esos territorios, de mantenerse cerca de Rusia, es el origen de este conflicto; por otro lado, ¿no es, según Occidente, la Democracia el meollo de este conflicto?, un plebiscito, ¿ya no le parece democrático a Occidente? ¿No sería esta vía, al menos, una baja de presión al conflicto?

2) Emmanuel Macron, en su discurso ante la ONU, dijo que, lo que está en juego en el conflicto Rusia-Ucrania, es un riesgo de división: por un lado, Occidente que defendería valores trasnochados al servicio de sus intereses y por otro lado el resto del mundo que tanto ha sufrido y busca cooperar apoyando la guerra o mirando para otro lado.

Luego, dijo, la división sobre la guerra en Ucrania es simple: ¿estás a favor o en contra de la ley?

¿Cómo puede el presidente de Francia, criticar la división, y momentos después, fomentarla?

También, dijo, el conflicto Rusia-Ucrania, abre el camino a otras guerras de anexión, hoy en Europa, pero quizás mañana en África, Asia o América Latina. Nos conduce, hacia una conflictualidad más amplia, permanente, donde la soberanía y seguridad de cada uno depende únicamente del equilibrio de poder, el tamaño de los ejércitos, la solidez de las alianzas o las intenciones de los grupos armados y las milicias, donde quienes se consideran fuertes buscan subyugar por todos los medios a quienes consideran débiles.

El presidente de Francia, en este párrafo, acaba de describir a la OTAN.

No existe evidencia alguna, de colonialismo ruso en ningún lado y perdón, el tono de Macron hacia África y América Latina, al considerarlas vulnerables de la supuesta, “amenaza rusa”, sí es de una mentalidad, muy colonialista. Colonialismo e imperialismo que, fue el centro de su discurso, acusando a Rusia de traerlos al presente. Además, ¿Francia se atreve a acusar a alguien de colonialista?

Luego, vino lo peor del discurso: Dirigiéndose a los países que “han permanecido en una forma de neutralidad” respecto al conflicto, consideró que, aquellos “que quisieran mimetizar la lucha de los no alineados, negándose a expresarse con claridad, se equivocan y toman una posición histórica”. Es un claro llamado a unirse a las intenciones de Occidente: o estás conmigo, o no estás. ¿Dividiendo se logra la paz?

El discurso de Macron, no tiene nada de pacificador.

3) Putin, anuncia una “movilización parcial”, ingresando al ejército a reservistas rusos y, a quienes tengan conocimientos militares. 300, 000 hombres han sido reclutados, según su ministro de Defensa. Además, agregó que, si los intereses de Rusia son amenazados, utilizará todas las armas a su disposición (incluidas las armas nucleares). La soberanía de Rusia, será defendida por todos los medios necesarios, dijo.

Es un hecho que, la guerra no terminará, si alguien sigue financiando a Ucrania. Está claro que, las sanciones impuestas por Occidente contra Rusia, sólo fortalecieron la economía rusa, provocaron el rechazo de una parte del mundo hacia Estados Unidos y hacia la OTAN, debido a que, este conflicto, ha disparado la inflación mundial. Tienen a Europa en una crisis energética, evidenciaron la total incapacidad de los líderes occidentales para utilizar la diplomacia y, esta dicotomía absurda entre, autócratas y demócratas, cada día, se evidencia más como un discurso trillado, hueco y que, detrás, esconde otro tipo de intereses.

Voy a retomar parte de una entrevista realizada a Jeffrey D. Sachs y, retomada por el medio independiente suizo, Arrêt sur Info:

Jeffrey D. Sachs, es profesor de la Universidad de Columbia, director del Centro para el Desarrollo Sostenible y, presidente de Redes de Soluciones para el Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. Actualmente, ocupa la función de Defensor de los Objetivos de Desarrollo Sostenible del secretario Antonio Guterres y, ha sido asesor de tres secretarios generales de la ONU.

Esto, es algo de lo que dijo:

“Si el mundo está al borde de la catástrofe nuclear, es en parte, por la incapacidad de los dirigentes políticos occidentales. El discurso incesante de Occidente de que, Occidente es noble, y Rusia y China son malos, es de una mente débil y muy peligrosa.
Se necesita de una diplomacia real y urgente”.

“La retórica de que Rusia y China son enemigos implacables interesados en erosionar la seguridad y prosperidad de Estados Unidos. Rusia y China, según Estados Unidos, están determinados a convertir las economías libres, en menos libres, desarrollar armas, controlar la información y datos, para reprimir a las sociedades”.

“Lo real es que, Estados Unidos, desde 1980, ha participado, por lo menos, en 15 guerras en el extranjero (Afganistán, Irak, Libia, Panamá, Serbia, Siria y Yemen, por sólo mencionar algunos.

China, en ninguna.

Rusia, solamente en Siria, cuando aún era URSS”.

“Estados Unidos, tiene bases militares en 85 países.

China sólo en 3.

Rusia, sólo en uno, en Siria”.

“Los medios de Occidente, no mencionan el rol de Estados Unidos, financiando al presidente ucraniano Viktor Yanukóbich, en 2014; tampoco, mencionan la incapacidad de los gobiernos, francés y alemán, para presionar a Ucrania, de que cumpliera con los Acuerdos de Minsk II, el envío de enormes cantidades de armas a Ucrania, por parte de Estados Unidos, desde antes del inicio del conflicto Rusia-Ucrania”.

“Al centro de todo, se encuentra el interés de Estados Unidos, de seguir siendo la potencia hegemónica del mundo, multiplicar sus alianzas militares, una idea, peligrosa, delirante y pasada de moda”.

“Además, debemos tomar en cuenta que, la población del G7, sólo representa el 6% de la población del mundo, mientras, BRICS, tiene al 41%”.

Artículo completo: http://arretsurinfo.ch/le-faux-recit-de-loccident-sur-la-russie-et-la-chine/

Hoy, el conflicto Rusia-Ucrania subió de tono y, nadie, excepto AMLO, ha presentado una propuesta concreta y real, de búsqueda de la paz. Los líderes de Europa, pierden toda credibilidad un día tras otro, la OTAN, sigue financiando una guerra, proporcionando armas y dinero a Ucrania, mientras, Ucrania, pareciera regodearse con el conflicto.

El único líder que, presentó una propuesta de paz, es mexicano. Deberíamos sentirnos orgullosos.

Por Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea Mx ¿Te gustaría participa? Puedes enviar tu opinión a contacto@sinlineamx.com