El Pacto por México: El pacto que hundió a México

En la opinión de Elí González
@calacuayoMX

Vamos a refrescarle la memoria a los políticos que dicen que ellos sí saben hacer las cosas bien; que ellos sí saben gobernar

¿Recuerdan el cacareado “Pacto por México”?
Los protagonistas:

Jesús Zambrano, Gustavo Madero y Enrique Peña Nieto. PRD, PAN y el PRI.

3 hombres reunidos para firmar el conglomerado de 95 compromisos de los que resaltaba el paquete de Reformas Estructurales.

Ahí estaban los excandidatos presidenciales que perdieron la elección pasada: José Antonio Meade Kuribreña y Ricardo Anaya Cortés.

Jose Antonio Meade, era titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en el gobierno de EPN y Ricardo Anaya era Diputado del PAN.

Luego de la firma del Pacto, Jose Antonio Meade y Ricardo Anaya desde el Congreso, promocionaban las reformas, con tremenda emoción que casi les creíamos.

José Antonio Meade, dio entrevistas sobre los “beneficios” de la Reforma Energética.

Ricardo Anaya, dirigió las sesiones maratónicas que culminaron con la aprobación de las nuevas modificaciones constitucionales (se concretó lo que terminó en un desastre).

José A. Meade
Ex candidato presidencial

El resultado de esas malignas reformas, solo le hicieron daño a la nación. El precio social y político es incalculable. hubo aumento en el precio de los combustibles y en la tarifa de energía eléctrica que casi duplicaron el precio que tenía antes de estas malditas reformas.

El segundo desastre fueron la Reforma Educativa y la Laboral.

6 años después, esos dos desvergonzados personajes quisieron ser presidentes de México.

Pero el colmo de los descaros es que Meade repitió y repitió que fueron reformas exitosas que nos beneficiaron.

Mexicano ¿tú le creíste?

Al puro estilo ridículo del panismo, Ricardo Anaya dedicaba tiempo para criticarlas y denostarlas en campaña, cuando todos sabemos que él fue uno de los promotores del desastre.

Pero el pasado ahí está y muestra a dos personas que las aprobaron, las celebraron y las promovieron. Una desde el PRI y otra por el PAN

En la LXII Asamblea Legislativa, cuando Ricardo Anaya fue presidente de la Mesa Directiva, Peña Nieto presentó 52 iniciativas: 46 fueron aprobadas, es decir, el 88.8 por ciento.

Si, leyeron bien, la mayoría de las iniciativas de Peña Nieto fueron aprobadas por Ricardo Anaya. ¿Aún les queda duda que el PRI y el PAN son lo mismo?

Las reformas más malignas, más perversas y que aún nos siguen doliendo son: 

-La energética (los altos costos de la gasolina, el gas y la energía eléctrica) y la venta de activos de las dos paraestatales

-La hacendaria, terrible para el empresariado y trabajadores, los nuevos impuestos para los productos de la canasta básica, impuestos sobre la nómina, la desaparición del REPECO entre otras.

En agosto de 2014, Peña Nieto dio por culminada la unión:

“Con la aprobación de la Reforma Energética, culmina el trabajo legislativo del importante ciclo que iniciamos el segundo día de esta administración”.

Fue el 10 de diciembre de 2013, minutos antes de las 12 de la noche, los senadores del PRI, PAN y PRD aprobaron la Reforma Energética.

La promesa fue que con esta reforma bajarían, en un primer momento, el precio de la luz, el gas y la gasolina.

Luego, el 12 de diciembre antes de medianoche, mientras los mexicanos celebraban a la Virgen de Guadalupe, los diputados avalaron la reforma aprobada por los senadores.

Pero el tiempo y la historia NO les dio la razón ni a los legisladores, Ni a Enrique Peña Nieto, ni a José Antonio Meade, ni a Ricardo Anaya, pues el Gas LP subió 68.96%, la tarifa de “la luz” aumentó 48.5% y las gasolinas aumentaron 94%

El PAN fue el segundo partido que más votos dio para aprobar esa reforma, y después de manera desvergonzada, llamaron a Meade “el padre del gasolinazo”.

Entonces Ricardo Anaya fue, el tío del gasolinazo.

José Antonio Meade siempre dijo: “Tenemos la capacidad de hacer reformas estructurales. Cada una de ellas en su dimensión ayuda”. “México es de los países de la OCDE, el que más adelantado está en materia de reformas estructurales”.

Y si es cierto. Tienen capacidad de hacer reformas que nos partieron la madre a los mexicanos y que beneficiaron a sus corruptos amigos.

Y las interrogantes siguen siendo: ¿porque hay gente que aún apoya a estos miserables de estos partidos políticos? ¿Qué se necesita para no sentir vergüenza? ¿Qué se necesita para apoyar a quien te está matando? 

Sobre la Reforma Educativa, en 2015, los políticos del PAN en voz de Ricardo Anaya dijeron: “Evitemos que la complacencia y debilidad mostrada por las autoridades del país continúen afectando a la niñez mexicana y sigan entorpeciendo la evaluación de los profesores y la realización de concursos de oposición, que son los principales instrumentos con que contamos para alcanzar la calidad educativa en nuestro país”.

EPN y Anaya

Enrique Peña Nieto se fue, el PRI y el PAN se quedaron y sus promesas se quedaron en el papel. No se concretaron JAMAS.

Ahora los partidos del Pacto por México se volvieron a unir, pero para atacar, insultar, denostar y agredir al gobierno del presidente Lopez Obrador.

La COPARMEX, el cartel del Calderonismo con todas sus células. protestan contra las políticas del nuevo gobierno que trata de solucionar los graves problemas heredados de quienes dejaron a México hundido en inseguridad, corrupción e impunidad.

Amigos,

Luchemos para que estos desvergonzados no regresen, unámonos para que se logre el cambio que necesita nuestro país; no seamos cómplices de esos delincuentes que mienten, que engañan a los ignorantes con cualquier Fake News para poder ganar un espacio y no extinguirse.

Esa oposición esta muriendo y requiere de nuestra unidad, para que deje de respirar.

Amigos de la oposición, están a tiempo de sumarse al cambio, de acompañar al gobierno a dar el vuelco que necesita nuestra nación; dejen la mezquindad y háganlo por MEXICO.

Eli González

Profesionista, Empresario, Conferencista y Columnista