La encuesta encargada por el Instituto Nacional Electoral (INE) a la encuestadora BGC. Ulises Beltrán y Asociados, forma parte de un paquete de tres sondeos, para un total de 445 mil 440 pesos, incluido el IVA, mismo que el árbitro electoral intentó oculatar, debido que muestra un apoyo mayor al 50 por ciento hacia la iniciativa de Reforma Electoral enviada al Congreso por el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

El contrato, firmado el 8 de abril de este año, incluye un levantamiento telefónico de reemplazo, con 2 mil 400 cuestionarios y prueba piloto, por 288 mil pesos; un evantamiento telefónico coyuntural 2, con 400 cuestionarios, por 48 mil pesos y la encuesta que el Instituto evitó difundir, denominada levantamiento telefónico coyuntural 1, con 400 cuestionarios, por 48 mil pesos.

La encuesta revela, entre otras cosas, que más del 50 por ciento de la población apoya que el INE sea sustituido por el Instituto Nacional de Elecciones y Consultas; que 9 de cada 10 mexicanos aprueban la Reforma Electoral; que 93 por ciento está de acuerdo con destinar menos recursos públicos a los partidos políticos; que el 87 por ciento avala disminuir el número de diputaciones y senadurías a nivel federal; que el 78 por ciento apoya que los consejeros y los magistrados electorales sean electos por el voto directo de la ciudadanía y que el 74 por ciento acepta reducir los recursos que se le otorgan al INE.

Pero no fue sino hasta que Mario Rafael Llergo, el representante de Morena ante el INE, denunció publicamente la falta de transparecia del Insituto, acusando al Consejero General de orquestar un “fraude a la confianza de la ciudadanía, pues teniendo conocimiento del respaldo popular al aval de la Reforma Electoral insiste en su discurso golpista”, que el consejero presidente, Lorenzo Córdova se dignó a dar una “explciación” al respecto.

“Desde el pasado 17 de octubre esta representación de Morena tuvo conocimiento de que Lorenzo Córdova autorizó el levantamiento de la encuesta sobre la Reforma Electoral y solicitamos los resultados, pero no obtuvimos respuesta, sino hasta ayer que lo denunciamos públicamente”, dijo Mario Llergo.

“¿Saben por qué no quiso Lorenzo Cordova dar a conocer estos resultados? Porque la mayoría del pueblo mexicano respalda la iniciativa del Presidente Andrés Manuel López Obrador; porque se les viene abajo la falsa narrativa del discurso golpista en contra de nuestro movimiento; porque Lorenzo Córdova y Ciro Murayama son unos falsos demócratas”, detalló.

Ante esto, Córdova pretextó que la encuesta fue encargada hace dos meses, que solo el 27 por ciento de la población conocía la iniciativa y que “es normal que se modifique la percepción ciudadana respecto a los temas que se consultan en encuestas de opinión”.

Y es por ello que, durante la conferencia mañanera de este jueves, el Presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a sus adversarios que “no manipulen, no queremos desaparecer al INE”, en referencia a la campaña en redes y en medios de comunicación por medio de la que se denuncia un supuesto intento del Gobierno federal de desaparecer los órganos electorales con una reforma, al tiempo que lanzó una dura crítica a Lorenzo Córdova por intentar ocultar la encuesta solamente porque no favorece a sus propios intereses.

Cabe recordar que la oposición llama a una marcha, convocada por Claudio X. González y replicada por empresarios, organizaciones vinculadas sobre todo al Partido Acción Nacional (PAN), académicos, articulistas y políticos, para el próximo día 13 de noviembre, con la cual pretenden oponerse a una iniciativa que, según la encuesta encargada por el INE, cuenta con el apoyo y respaldo de la mayoría de la población.