A pesar de que el Partido de la Revolución Democrática (PRD) como organización y sus miembros en lo individual, promovieron ampliamente a la ciudadanía a participar en la marcha convocada por Claudio X. González, que se realizó el pasado domingo 13 de noviembre, ahora ese partido se atreve a presentar una queja ante el Instituto Nacional Electoral (INE) en contra del Presidente Andrés Manuel López Obrador, la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, Morena y otros servidores públicos por una supuesta “promoción personalizada y uso de recursos públicos”, tras la convocatoria a la marcha del próximo 27 de noviembre.

Y es que, según Ángel Ávila, representante del sol azteca ante el Instituto, el anuncio hecho por el Ejecutivo Federal durante su conferencia mañanera, “viola toda la normativa electoral”, dado que los servidores públicos deben abstenerse de toda “propaganda personalizada”.

La queja se refiere a la convocatoria para la marcha que, con motivo del festejo por los cuatro años de gobierno y precediendo al tradicional informe popular de gobierno que cada año se realiza en el Zócalo de la Ciudad de México, el titular del Ejecutivo Federal realizó para acudir a la glorieta del Ángel de la Independencia, para de ahí trasladarse al Zócalo capitalino.

“La gente quiere que marchemos el 27, un domingo. Queremos ir muchos, entonces va a haber una marcha, yo voy a marchar”, dijo el Presidente durante la conferencia mañanera del pasado 16 de noviembre, en referencia a la cita para el 27 de noviembre, a las nueve de la mañana.

Para sustentar su queja, Ávila aporta audios e imágenes, capturas de tuits, así como recortes de periódicos, sobre las invitaciones que ha hecho tanto López Obrador como las realizadas por la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, así como las expresadas por la secretaria de Energía, Rocío Nahle y el gobernador de Puebla, Miguel Ángel Barbosa, entre otros.

En su escrito, el perredista solicita que la autoridad electoral aplique la norma y haya sanciones ejemplares, y que se ordene a los servidores públicos involucrados “que se abstengan de convocar a un acto del Gobierno Federal”.

Esto fue difundido por las redes sociales del representante perredista ante el INE, donde Ávila también señaló que “seguiremos presentando todas las quejas necesarias, para que el presidente y todas y todos los funcionarios públicos respeten la Ley y la Constitución y “entiendan que no pueden hacer lo que les venga en gana”.