De acuerdo con un sondeo publicado por la casa encuestadora Enkoll, el 83 por ciento de la población respalda la iniciativa de Reforma Electoral enviada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, para su análisis, discusión y eventual aprobación, al Congreso de la Unión.

La encuesta expone que es una iniciativa con un amplio respaldo popular, pues es percibida por la opinión pública como una muestra de que el Gobierno está haciendo su trabajo y de que se está haciendo algo para mejorar lo que hay, sin embargo, el 69 por ciento de la población indica no conocerla bien, especialmente entre los jóvenes de 18 a 34 años.

Un dato interesante de la encuesta, es que revela que, de acuerdo con Enkoll, la confianza en el Instituto Nacional Electoral (INE), está dividida justo a la mitad, mientras el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) tiene un saldo de 46 por ciento de opiniones positivas, pero un 52 por ciento de negativas.

Además, el 55 por ciento de la gente no tiene confianza en las elecciones, 69 por ciento desconfía de los legisladores y 70 por ciento tiene serias reservas con los partidos políticos.

Un dato muy interesante es que, al señalar la filiación partidista, resultó que un 51 por ciento de los simpatizantes del Partido Acción Nacional están de acuerdo con la Reforma Electoral.

Es de destacar el apoyo abrumador a que se elijan a los representantes del INE y del Tribunal Electoral por voto popular, con un 81 por ciento de aprobación, una aprobación del 74 por ciento para reducir el número de consejeros del INE y magistrados del TEPJF y un sorprendente 68 por ciento estaría a favor de elegir a diputados y senadores por medio de listas estatales, con al menos un 40 por ciento de diferencia en todos los casos, entre las opiniones favorables a la Reforma Electoral, contra aquellas en contra.

Así mismo, entre el 60 y el 80 por ciento considera demasiado altos los sueldos de los consejeros, que el INE gasta mucho más de lo necesario, que el instituto despilfarra los recursos en gastos innecesarios y que, en términos generales, el INE es un organismo oneroso.

Cabe recordar que recientemente, el INE intentó ocultar una encuesta en donde se reflejaba que el 52 por ciento de la población estaría a favor de la Reforma Electoral y que Parametría, otra casa encuestadora, indicaba que el 60 por ciento respalda la iniciativa.