Dice Keith Raniere, líder de NXIVM; que ‘trajo’ paz a México: El vínculo fue Emiliano Salinas y los LeBarón

Los abogados de de Keith Raniere, líder de NXIVM, Marc Agnifilo y Paul DerOhannesian, aseguraron en un alegato frente a un juez en la corte de Brooklyn, Nueva York, que su cliente “trajo paz a México”.

Los defensores de Raniere, quién está acusado en Estados Unidos por tráfico de mujeres y abuso sexual, aseguraron que éste sigue orgulloso de “participar en ayudar a los ciudadanos y residentes de México a luchar para llevar la paz a un país acosado por bandas violentas, secuestros y asesinatos”.

El ex líder de NXIVM, dirigió por más de 15 años esta empresa, a la que la justicia de Estados Unidos calificó como una “secta”, sin embargo dicha empresa que prometía el empoderamiento.

“El sistema, diseñado por el propio Raniere y su socia, Nancy Salzman, una enfermera psiquiátrica especializada en pseudociencias como la hipnosis y la programación neurolingüística, prometía a sus alumnos librarse de los miedos que supuestamente interferían en su vida personal y profesional a través de una serie de ejercicios que NXIVM llamaba “tecnologías” y que conducían, en última instancia, a la felicidad. Mejorándose a sí mismos, los seguidores de NXIVM también mejoraban a la sociedad en su conjunto”.

NXIVM atrajo a varias personalidades de Hollywood, lo que, a su vez, aumentó su atractivo a ojos de otros. “Entre ellos se encontraban el cineasta y productor Mark Vicente –¿¡Y tú qué sabes!? (2004)– o las actrices Bonnie Piesse (Star Wars), Allison Mack (Smallville), Nicki Clyne (Battlestar Galactica) y Sarah Edmonson (Stargate SG-1). Gracias a los fondos de dos de sus seguidoras, Sara y Clare Bronfman, hijas del presidente de Seagrams –una de las mayores empresas de destilerías del mundo–, NXIVM pudo extenderse desde su sede en Albany, en el estado de Nueva York, a otras ciudades de los Estados Unidos, Canadá y México, donde encontró como entusiastas seguidores a Emilio Salinas Occelli (hijo del expresidente Carlos Salinas de Gortari) y Ana Cristina Fox (hija del expresidente Vicente Fox), la hija del dueño del Reforma, Rosa María Junco y la familia LeBarón”.

Sin embargo, se destapó el escándalo cuando uno de sus miembros, tras abandonar NXIVM, denunció sus actividades a los medios y, finalmente, emprender acciones legales que podrían llevar a Raniere a ser condenado este mes de octubre a 15 años de prisión.

Los LeBarón, Emiliano Salinasy Javier Sicilia

Los presuntos esfuerzos del líder de NXIVM, por acabar con la violencia en México, tuvieron un cómplice, Emiliano Salinas, hijo del expresidente de México, al que de acuerdo con testimonios, era el hombre fuerte de NXIVM en México:

Con el intento de pacificar México; Rainere creó la fundación InLak´ech y el documental “Encender el Corazón”, en el que asesora a los hermanos LeBaron.

Los hermanos LeBarón y el poeta Javier Sicilia fueron financiados por la secta de Raniere, a mediados del 2011.

A través de la Fundación In Lak’ech por la Paz A.C que dirigía Emiliano Salinas Occelli, el hijo del expresidente de México, Carlos Salinas de Gortari.

“La fundación financió el documental “Encender el Corazón”, dirigido por el cineasta sudafricano Mark Vicente, quien llegó al país en 2008 para realizar el filme a cargo de Executive Sucess Program (ESP), parte del grupo de NXIVM en México, de acuerdo con el sitio Slate. Pero también patrocinaron la Caravana por la Paz con Justicia y Dignidad que viajó en 2011 por todo el país para exigir el fin de la violencia”

El documental que financió Raniere, se centra en la historia de los hermanos LeBarón, quienes relatan su lucha en contra de la violencia a la que se enfrentaban en el municipio de Galeana, Chihuahua.

El financiamiento de “Encender el Corazón” fue a partir de donativos al Movimiento In Lak’ech por las Paz A.C, donde fue coordinador general Emiliano Salinas, que alcanzaron casi 9 millones 500 mil pesos entre 2009 y 2019.

En un artículo del sitio Polemón, In Lak’ech recaudó durante ocho años de presencia en México casi 4.5 millones de pesos provenientes de personas físicas o particulares, mientras que los 4.9 millones de pesos restantes le fueron entregados por un grupo de empresas o personas morales sin identificar.

El New York Post publicó el 6 de noviembre, que los LeBarón reclutaban a mujeres jóvenes que formaban parte de su comunidad para que trabajaran como niñeras en Nueva York.

El cineasta Mark Vicente, quien produjo dicho documental, aseguró en una entrevista de 2017, “que las jóvenes eran llevadas bajo la promesa de alejarlas de la inseguridad de la región y laboraban en un complejo al norte de Nueva York dirigido por el culto”.

Keith Raniere fue deportado a Estados Unidos el 27 de marzo del 2018 por autoridades mexicanas después de ser detenido en una lujosa villa a las afueras de Puerto Vallarta, Jalisco y podría ser condenado este mes de octubre a 15 años de prisión.